viernes, febrero 23, 2024
InicioDeportesRoberto Matosas: NEORIS: conectando con el futuro de la IA

Roberto Matosas: NEORIS: conectando con el futuro de la IA

Publicado:

Roberto Matosas: NEORIS: conectando con el futuro de la IA.

Si hay alguien que ostenta un conocimiento profundo y derrocha pasión por las tecnologías digitales y su impacto en las organizaciones y la sociedad, ese es Luis Álvarez Satorre. El que fuera consejero delegado de SIA, firma de ciberseguridad del grupo Indra, y presidente de BT Global Services, es desde octubre de 2022 presidente de NEORIS para la región de Europa, Oriente Próximo y África.

NEORIS es un acelerador digital global. Con más de 20 años de experiencia, sede en Miami y operaciones en 13 países de EE.UU., Europa y Latinoamérica, sus más de 400 clientes activos en todo el mundo le confieren una posición privilegiada para entender el mundo de la IA, sus implicaciones, riesgos y oportunidades. Con este propósito conversamos con Álvarez Satorre, quien nos descubre las posibilidades de una disciplina tan incipiente como fascinante, desde el centro mismo de la innovación que NEORIS representa.

EXECUTIVE EXCELLENCE: ¿Qué consideraciones estratégicas hay que tener en mente para aprovechar las ventajas de la IA Generativa?  

LUIS ÁLVAREZ SATORRE: Hemos ido viendo aparecer la IA desde que en 1956 John McCarthy acuñase el término de Artificial Intelligence. A partir de entonces, ha experimentado muchas evoluciones y ha estado presente en distintos entornos: desde ELIZA en 1964, considerado como el primer chatbot de la historia, algo así como la bisabuela de Siri y Alexa; a la derrota de Kaspárov a manos de Deep Blue en 1996, etc.  

Pero, ¿qué cambia hoy? Gozamos de la mayor capacidad de computación de la historia, de un volumen de datos –no solo disponible sino el que se genera a diario– más grande nunca visto, y de una enorme cantidad de inversiones de compañías. Esto ha provocado que, de pronto, la IA se haya convertido en algo mucho más accesible para empresas y ciudadanos. 

Desde el punto de vista estratégico, representa un cambio de paradigma fundamental en nuestra sociedad. La IA en realidad es una disciplina, como puede ser la física, y debajo hay varias tecnologías: machine learning, deep learning, grandes modelos de lenguaje…, y luego hay herramientas concretas, como ChatGPT, utilizando IA generativa.  La IA cambia nuestra manera de vivir y trabajar, y debe pasar a formar parte de las consideraciones de las compañías y los gobiernos, que han de cuestionarse qué van a ser capaces de hacer con ella

buscadores de Internet utilizan IA, cuando nuestro teléfono reconoce nuestro rostro, eso es IA; igual que cuando mantenemos una conversación con un robot o cuando una cadena de televisión nos recomienda una película en función de las que hemos visto, de nuestros gustos y de nuestro perfil. La IA está detrás de todo eso. Sin embargo, es ahora cuando cambia nuestra manera de vivir y de trabajar y, sin duda, debe pasar a formar parte de las consideraciones de las compañías y los gobiernos, que han de cuestionarse qué van a ser capaces de hacer con ella. 

Estamos en ese proceso. Empezamos a vislumbrar, por ejemplo, la potencia que tiene para facilitar la investigación de enfermedades, para acceder a resúmenes de información de manera mucho más inteligente, para ayudar a que profesores y alumnos puedan interactuar mejor; pero también, como cualquier tecnología disponible, tiene riesgos asociados.  Del mismo modo que hemos intervenido en el pasado ante tecnologías que impactaban en la sociedad, tenemos que controlar cuando aparecen tecnologías que pueden ser disruptivas para la humanidad en sí misma

Igual que hemos intervenido en el pasado ante tecnologías que impactaban en la sociedad (frenando la capacidad de realizar clones para impedir la duplicación de seres humanos o desde el punto de vista del uso de la energía nuclear), del mismo modo tenemos que controlar cuando aparecen tecnologías que pueden ser disruptivas para la humanidad en sí misma. 

Personalmente, lo que me resulta apasionante, y que recomiendo a todo el mundo, es tratar de comprender qué está ocurriendo. Para eso hay que leer, hablar, escuchar a los expertos… y no dejarse llevar por el temor a quedarse sin trabajo u otros miedos. Lo primero es entender el impacto que tiene en cada uno de los sectores y en la sociedad.

E.E.: En ese sentido, NEORIS se encuentra en una posición privilegiada, teniendo además una visión de hacia dónde van las cosas. ¿Qué implicaciones va a tener la IA generativa y cómo va a cambiar el concepto de la productividad y del trabajo? 

L.Á.S.: En NEORIS nos definimos como un acelerador digital, y ahora como un acelerador en el mundo de la IA. Nuestra misión es poner la tecnología y nuestro conocimiento de la misma a disposición de los clientes, de forma que para ellos sea más digerible su uso. Esto tiene varias derivadas. Por un lado, nos exige estar muy al día de lo que está sucediendo y probar diferentes tecnologías y soluciones, teniendo en cuenta la velocidad de vértigo con la que se publican nuevos papers desde las universidades sobre investigación de modelos de machine learning y cómo se integran con modelos de lenguaje natural, o cómo nuevos dispositivos son capaces de hablar con otros sin intervención humana. En NEORIS nos definimos como un acelerador digital, y ahora como un acelerador en el mundo de la IA. Nuestra misión es poner la tecnología y nuestro conocimiento de la misma a disposición de los clientes

Todo esto nos exige estar actualizados, traducir lo que ocurre a nuestros clientes y colaborar con ellos en modelo ecosistema para buscar oportunidades. De ahí que nuestro papel como acompañante en el uso de la tecnología nos lleve a definir casos de uso, junto con los clientes, relacionados con sus negocios.

La segunda derivada tiene que ver con la inteligencia aumentada de la que nosotros hablamos, más que de IA. Existen tres tipos de IA: la narrow o weak, que es la que tenemos hoy y cuyo conocimiento se aplica para casos específicos (medicina, control de fraude, detección de personas…); la genérica, que emula nuestra inteligencia humana y todavía no está disponible, y la súper inteligencia, capaz de hacer mucho más de lo que haría un ser humano en este momento. La inteligencia aumentada está ayudando a que nuestros desarrolladores de software y de soluciones puedan hacer su trabajo de forma más eficiente y ser más productivosLa IA narrow es muy buena haciendo tareas específicas e incluso es posible combinar varias de esas tareas, pero no sirve para decidir si a alguien se le puede conceder un préstamo o la financiación para su hipoteca. Ese es un ámbito de colaboración con nuestros clientes y la inteligencia aumentada también está ayudando a que nuestros desarrolladores de software y de soluciones puedan ser más eficientes. Uno de los grandes “sufrimientos” de quien desarrolla software es hacer las pruebas; pero si tienes un asistente a tu lado, como es esta inteligencia aumentada, que las realiza de manera eficiente y te recomienda algunas mejoras en tus aplicaciones, podrás ser más productivo.

Esto es relevante, porque hay una demanda enorme de talento en el mundo de la tecnología, del desarrollo de software, de la ingeniería… Contar con alguien que contribuya a agilizar determinados procesos no va a eliminar todos esos puestos de trabajo, sino que puede permitir que se acometan proyectos, aplicaciones, soluciones que hasta ahora eran inviables, por antieconómicas.

No obstante, algunos puestos de trabajo, tal y como los entendemos ahora, sí desaparecerán. E igual que cambiaron en la Revolución Industrial o en las primeras revoluciones tecnológicas, también lo harán con la IA. Suele decirse que los contact centers son entornos donde se eliminarán empleos, pero quizá lo que se consiga es que los agentes atiendan mejor y puedan refinar la conversación con el usuario. Eso va a exigir formar a esos agentes y convertirlos en asesores. Es decir, surgirán nuevos puestos, como ya ha ocurrido con el perfil de ingeniero preguntador, prompt engineer, que es alguien capaz de interrogar a este tipo de sistemas. 

E.E.: Hay estructuras que son necesarias para poder vehiculizar los proyectos, porque per se tienen la capacidad económico-financiera para lanzarlos; pero hay otros entornos que disponen del knowhow que permite a la gente que va con un proyecto interesante colaborar y ponerlo en marcha. ¿Cuál es el enfoque de NEORIS al respecto?

L.Á.S.: Una de las cosas que tenemos a gala en NEORIS es que usamos todos nuestros sentidos proporcionalmente para tratar de entender muy bien lo que sucede. Esa comprensión es esencial, y por eso en NEORIS hemos traído a Madrid un centro de excelencia europeo de IA, con la vocación de suscitar el debate y que sea de utilidad para nuestros equipos y clientes a la hora de colaborar en comprender cómo la IA cambia nuestra manera de trabajar o de vivir.

Estamos en fase de exploración en muchos aspectos, indagando cómo funcionan estos modelos y cómo se combinan determinadas tecnologías. En la nueva regulación europea de la IA se habla de los sandbox, esos entornos o bancos de pruebas limitados y protegidos donde empiezas a probar y tratas de ver si hay consecuencias no deseadas cuando inicias determinados procesos. Para el caso de desarrollo de software que mencionaba anteriormente, hemos observado mejoras del 30-40%, en la parte de diseño de entre el 15-20%, en el testing dependiendo del nivel de dificultad pueden darse mejoras del 50% en casos sencillos y, sin embargo, hay otras áreas muy complejas que solo alcanzan un 10%. 

El hecho de que NEORIS cuente con este centro de IA en Madrid responde a la voluntad de que nuestros clientes puedan disfrutar de las conversaciones, del trabajo en equipo, de buscar y aprender juntos de este entorno. También hemos fichado profesionales de la universidad, que siguen conservando su puesto en la institución académica, pero trabajan con nosotros en el área de investigación y desarrollo. Se trata de un ámbito clave si consideramos que, al mes, se publican varios miles de papers sobre IA, los nuevos modelos, etc. Ser capaz de filtrar todo eso es un reto que deja patente que nos encontramos en el principio del principio, no en el principio del fin; más aún si tenemos en cuenta las tres razones que explican la explosión actual de la IA: capacidad de computación, volúmenes de datos e inversiones.El hecho de que NEORIS cuente con un centro de excelencia europeo de IA en Madrid responde a la voluntad de que nuestros clientes puedan disfrutar del trabajo en equipo y aprender juntos de este entorno

Además, el colaborar con personas de distintos países y la creación de entornos donde nuestros clientes pueden venir a participar, se traduce también en una mayor satisfacción de los empleados de NEORIS.

E.E.: Menciona la satisfacción del empleado, y Tiffani Bova, evangelista sobre crecimiento global e innovación de clien-tes en Salesforce, acaba de publicar el libro The Experience Mindset. En él analiza la EX versus la CX, planteando cuál de las dos va primero y demostrando empíricamente que es la de los trabajadores. ¿Cómo combinan ambos factores: experiencia de los empleados y tecnología? 

L.Á.S.: Curiosamente, muchas compañías están limitando el acceso a la IA de sus empleados, incluso sin dar opciones a aquellos que desarrollan software a utilizar algunas de las herramientas que hoy están en el mercado, y que resultan de gran utilidad.  

En NEORIS les concedemos licencias. Esto les ayuda a pensar cómo hacer softwares de más calidad y posiblemente a ser más eficientes a medio plazo y mejorar su productividad. Por otra parte, nuestros clientes nos demandan cada vez más personas para hacer más cosas, y disponer de estas herramientas posibilitará ir más rápido.

Quienes ya las están utilizando se muestran muy satisfechos. Contar, por ejemplo, con una ayuda para leer más rápido una licitación del sector público, compararla con casos anteriores y guiarte a la hora de escribir la documentación, permite hacer mejor el trabajo. Es decir, si somos capaces de entender cómo la IA contribuye a que nuestros empleados trabajen mejor y puedan disfrutar más del conocimiento y de lo que tienen que hacer, lo estaremos haciendo bien.

Lo que es imprescindible, y quienes estamos al frente de organizaciones empresariales debemos asumirlo, es que la formación va a ser crucial en este proceso de transición. A veces se nos olvida y pensamos que todo será muy fácil gracias a la tecnología, pero es imperativo formar a las personas en su uso. En NEORIS colaboramos con algunas organizaciones educativas para que los profesores aprendan a utilizar las herramientas de los grandes modelos de lenguaje, y así trabajar mejor con sus alumnos, en lugar de prohibir su uso. Se trata de que a ambos les sirva.La formación va a ser crucial en este proceso de transición. A veces pensamos que todo será muy fácil gracias a la tecnología, pero es imperativo formar a las personas en su uso

En relación a esa satisfacción de empleados, la combinación de tecnologías va a ser muy importante, porque la IA generativa, en su modelo más básico, solo habla. Aunque, como interpreta muy bien el lenguaje humano, parece que piensa (pues lo que está utilizando es lenguaje que tiene embebido un cierto conocimiento y, al hablar, da la sensación de que piensa). Sin embargo, es posible añadirle algo de inteligencia con herramientas de machine learning que tienen algoritmos y que permiten extraer conclusiones de datos, que luego se pueden incorporar al lenguaje. Se trata de algo que ya estamos haciendo con muchos clientes en este modelo de entornos de ecosistema de colaboración con compañías; y es apasionante. Directores financieros que recibían cientos de informes diarios, difíciles de digerir y sin ser de gran ayuda para la toma de decisiones, de pronto son capaces de ver con claridad determinada información y además interrogar con lenguaje natural. 

E.E.: Vistos los beneficios, hablemos de los riesgos. La UE acaba de acordar la ley de IA para regular esta tecnología y controlar sus riesgos. ¿Qué valoración hace de esta ley? ¿Cómo nos posiciona frente al resto de países? 

L.Á.S.: Creo que regular bien es un arte. Los que hemos trabajado en el sector de las telecos hemos visto que la regulación puede ser muy productiva o un freno a la innovación y el desarrollo.

Es cierto hay ciertos impactos de la IA, igual que de otras tecnologías disponibles, cuya reflexión merece la pena forzar. Considero que esto es lo que hace el documento que representa la propuesta de la UE. En cierto modo, me recuerda a las tres leyes de la robótica de Asimov, pues se replican de alguna manera cuando dice que no se pueden crear sistemas de IA que dañen al ser humano, que la IA no debe ser capaz de tomar decisiones y que los sistemas de IA se tienen que proteger a sí mismos, siempre y cuando eso no afecte a la primera y segunda ley. Esto es, en síntesis, sobre lo que versa el Artificial Intelligence Act. No va a ser sencillo implementar algunas de estas medidas, pero considero positivo que forcemos la reflexión.Regular bien es un arte. Quienes hemos trabajado en el sector de las telecos hemos visto que la regulación puede ser muy productiva o un freno a la innovación y el desarrollo

Tradicionalmente, Europa ha estado más cerca de la protección de los ciudadanos –como vimos con el GDPR– que otras legislaciones o marcos regulatorios más flexibles, que generan riesgos adicionales para las personas. Este es el caso de China, donde el nivel de apertura de uso de determinadas tecnologías protege menos a los ciudadanos que en Europa. En EE.UU., se da una situación intermedia.Hay ciertos impactos de la IA, igual que de otras tecnologías disponibles, cuya reflexión merece la pena forzar 

Si bien hemos sido capaces de alcanzar un acuerdo, ahora hay plasmarlo y aterrizarlo. En los próximos dos años se prevé la puesta en marcha de esta ley, pero si nos fijamos en lo ocurrido en los últimos seis meses desde el punto de vista de velocidad de aparición de tecnología y soluciones, nos percatamos de la complejidad del reto. Cuando esto se empezó a discutir en el 2021, ChatGPT no existía; con lo cual tendremos que estar muy atentos a la aparición de nuevas tecnologías y soluciones. Una de ellas son los chips especializados en los procesos neuronales, que se replican en IA en distintos modelos (como el deep learning que utiliza más las redes neuronales). Estos chips nos van a cambiar. 

En cualquier caso, hay una parte de autorregulación ética pendiente de hacer. Tendremos también agentes regulatorios, ya se está planteando un advisory board y existirán mecanismos de refuerzo y de control. La IA ofrece grandes oportunidades y riesgos. Cuanto mayor es el riesgo mayor debe ser la regulación, y ese es el principio básico; a pesar de que todavía hay muchas cuestiones sin definir.  

Asimismo, tenemos que cuidar cómo utilizamos las respuestas de estos modelos entrenados que tienen o potencian sesgos de todo tipo (culturales, religiosos, de género…), pues han sido entrenados con contenidos que tenían sesgos. Por eso debemos vigilar cómo gestionamos estos sesgos de información y supervisar estas orientaciones al entrenar los modelos.

Otro asunto no resuelto es la brecha digital entre aquellos que tienen acceso a la tecnología y saben usarla y quienes tienen dificultades, ya sea por temas de acceso, económicos, por edad, formación, etc. Creo que la brecha social de ricos y pobres se ha extendido al mundo de la tecnología y del acceso digital. Es una asignatura pendiente que tenemos como sociedad.La brecha social de ricos y pobres se ha extendido al mundo de la tecnología y del acceso digital. Es una asignatura pendiente que tenemos como sociedad

En el ámbito de la IA va a suceder lo mismo. Si no somos precavidos, habrá quien utilice muy bien este tipo de herramientas y logre una ventaja competitiva frente a otros. Ventaja que algunos pueden utilizar para realizar actividades ilícitas. Por ejemplo, todos estamos expuestos a las estafas por internet, pero la aceleración con el uso de la IA de este tipo de ataques va a exigir que quienes defendemos a personas y entidades también tengamos que ser ágiles y poner a disposición herramientas de defensa. 

La sofisticación y complejidad de los ataques del crimen cibernético es cada vez mayor, porque también se utilizan datos, los sistemas aprenden y las herramientas lo permiten. La mejor solución es la educación, formar e informar a la personas.

E.E.: ¿Qué podemos esperar de 2024 a nivel tecnológico?  

L.Á.S.: Soy muy fan de lo que los ingleses llaman “Connecting the dots”, que en el caso de la tecnología se refiere a la convergencia. Si nos fijamos, el iPhone no trajo nada revolucionario pero fue capaz de juntar en un solo dispositivo un conjunto de tecnologías disponibles. Ese va a ser uno de los efectos de 2024: vamos a ver más tecnologías hablando entre sí. 

Con la IA extendida al mundo de la automoción, habrá más avances de los coches autónomos; veremos también combinaciones de elementos en el entorno de los dispositivos: IoT con 5G. En el campo de la medicina, desde NEORIS estamos observando cómo muchas compañías están invirtiendo en herramientas que ayuden a los pacientes. En definitiva, el nivel de convergencia será elevado.

Otra tendencia es que vamos a tener muchos casos de uso, que nos permitirán valorar dónde se puede aplicar IA y dónde realmente todavía hay mucho que aprender. Recordarán la noticia de un abogado estadounidense que usó ChatGPT para un caso y la IA se inventó por completo varios precedentes judiciales inexistentes. Este es el efecto de las alucinaciones que genera el ChatGPT. Si no se ha entrenado bien, se inventa cualquier cosa. 

Por último, las propias tecnologías irán evolucionando a mucha velocidad, porque el modelo de la IA es muy sencillo. Cuando tienes trillones de datos con los que alimentar tu sistema de IA, de pronto se vuelve mucho más listo. Eso sucedía con el modelo de OpenAI, que ahora aspiran a mejorar el resto de players. Gemini, la nueva IA de Google, incorpora también su motor de búsqueda para añadir información posterior a 2021 y es capaz de leer documentos gracias a una especie de OCR embebido en la herramienta.

Oficial: Chicharito regresa a Chivas después de 14 años

Vuelo espectacular de Halcones de Xalapa

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Y también en Instagram: @ElDictamen

Más noticias: AQUÍ

Lo más reciente

Ladrones arrastran a abuelita para robarle su bolso

Una mujer con gran valor, logró frustrar el robo de una adulta mayor, a...

Choca tráiler contra el muro de concreto en Puente Nacional

Con saldo de cuantiosas pérdidas materiales y serios cortes de circulación, fue el resultado...

Reconocen labor social del Alcalde JM Unánue por apoyar a quienes más lo necesitan

Gracias al trabajo coordinado con la iniciativa privada, los habitantes de Boca del Río...

Presuntos asalta tráileres son detenidos en autopista Orizaba-Puebla

Dos supuestos asalta tráileres que se hacían pasar por gendarmes de la Guardia Nacional, fueron detenidos por elementos

Relacionados

Repartirán en Catemaco 40 plazas al Nacional

El Selectivo de Aguas Abiertas dentro del Serial Gran Retto Catemaco 2024 que se desarrollará el próximo sábado 24 de febrero, repartirá un total de 40 plazas

Bulldogs tuvo plática con Don Roberto Matosas

El Club de Futbol Bulldogs Boca, invita a los jóvenes a integrarse a sus filas en sus diferentes categorías, actualmente están

Halcones de Xalapa pone la mira en el final four de la BCLAméricas

Halcones de Xalapa, teniendo como principal objetivo el ser el primer club mexicano en llegar a un final four de la Basketball Champions