fbpx
Síguenos en:
.

Estatal

Maltrato a menores, negocio lucrativo para jueces y abogados deshonestos

Los casos de menores deben ser resueltos de inmediato con alto sentido humanista y privilegiando su interés

Publicado

en

  • Denuncia presidente de la Fundación Nunca Jamás de Amparo al Menor

Redacción / El Dictamen

Antonio Selem, presidente de la Fundación Nunca Jamás de Amparo al Menor, aseguró que al menos 9 mil menores veracruzanos se ven afectados debido al proceso de divorcio y las situaciones legales que rodean a éste.

De ahí que en exclusiva para El Dictamen presentó una visión sobre las situaciones que ocurren en juzgados familiares.

“En Veracruz hay aproximadamente 4 mil 500 divorcios por año de los cuales el 90% son contenciosos. Esta cifra es del INEGI. Cada familia en promedio tiene un poco más de 2 menores, lo anterior nos da un aproximado de 9 mil menores al año afectados por los divorcios y en la mayoría de la los casos siendo manipulados para que no vean al otro padre. Esto se conoce como alienación o manipulación parental”.

Para el activista el problema es realmente grave y demanda inmediata atención del Estado ya qye el número de divorcios en la entidad crece a un ritmo mayor al 10% anual y trae consigo la cada vez más mencionada alienación parental, también conocida como manipulación parental.

“Veracruz está plagado de casos de manipulación parental. Un juicio de custodia no toma menos de 5 años y muchos menores transitan de la infancia a la adolescencia y a la mayoría de edad sin ver a su otro padre. Pasan los años y el otro padre decidió por el menor y lo convirtió en huérfano. Es aquí donde las cosas no cuadran, se habla que debe prevalecer el interés superior del menor, pero si existiera el interés superior del menor los casos se tendrían que resolver de inmediato. Cada día qué pasa es una tortura para los menores y para toda la familia”.

Entrado en el tema, consideró que los casos de menores deben ser resueltos de inmediato con alto sentido humanista y privilegiando su interés, no el del padre que pague más “chicanadas” tanto a las autoridades como a los abogados.

“Es increíble, en los centros de convivencia familiar CECOFAM ves cientos de niños tirados en el piso, no hay agua potable para que beban ni papel de baño. Los espacios son reducidos y parece un verdadero encierro, el trato es inhumano, parecen prefectos de cárcel; no le explican a los menores los porqué se deben reunir ahí con los papás, esto da lugar a que el otro padre le diga a su hijo frases generadoras de ideas. Eso más que ayudar a una convivencia sana y de bienestar se convierte en un trauma para los hijos. Y existen miles de padres que acuden semanalmente y la contraparte no se presenta a convivir y así pueden pasar años sin ningún castigo para el padre infractor”.

Sequía provocará caída de producción de azúcar en Veracruz
Asilo Cogra realizará “Pañalón” este fin de semana

Inmerso en la problemática legal Antonio Selem no dudó en poner nombre y apellido a casos específicos de presunta corrupción, así lo hizo saber en entrevista.

“A la juez décima de lo familiar Elizabeth Ramírez Salazar la tengo denunciada por corrupción y ella accede a su cargo a través de una red de nepotismo. La abogada litigante Esther Casarín no tiene escrúpulos y es capaz de inventar o simular cualquier acto jurídico con tal de lograr sus objetivos pasando por alto la salud emocional de los menores. En CECOFAM Veracruz hay una persona de nombre Claudia Ericka Cruz Pérez que funge como celadora o prefecta. Todos ellos a iniciativa del padre y el abogado inician una cadena de corrupción y negligencia en perjuicio del interés superior del menor”.

Sin embargo, resaltó que ante dicho escenario lo peor que puede hacer un ciudadano es no denunciar.

“La ley considera acciones administrativas y penales para quienes actúen en perjuicio de un menor. El código penal del Estado tiene el artículo 249 BIS que trata sobre Maltrato Infantil. Las leyes son perfectibles pero existen armas para defender al menor. Donde falla el proceso es en la condición humana de los actores. No hay actores especializados ni acreditados para tocar temas tan sensibles: nuestros hijos”.

Ante dicho panorama es posible que en 10 años el número de menores afectados por año sea cercano a los 20 mil, de ahí el llamado directo al gobernador Cuihtláhuac García para que atienda la situación.

“Que conozca esta situación de maltrato a los menores por sus propios padres e instruya al Lic. Eric Cisneros, Secretario General de Gobierno a convocar a las dependencias correspondientes a tomar acciones inmediatas. Deseamos que el próximo Presidente del Tribunal Superior de Justicia ordene la profesionalización y acreditamiento inmediato de todos los actores en los litigios de este tipo y observe una política de tolerancia cero ante actos de corrupción o simulación de actos jurídicos para alargar juicios de este ámbito familiar que somos sus principales clientes”.

El tema es amplio, reconoció Antonio Selem, sin embargo, dijo que la Fundación Nunca Jamás tiene las puertas abiertas para recibir a padres que atraviesan procesos inescrupulosos como los antes relatados, contactando directamente en www.nuncajamasfundacion.org donde podrán registrarse y enviar su caso para contactar una cita.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.