fbpx
Síguenos en:
.

Boca-Ver

Hacer lo correcto, sinónimo de ser una persona respetable

Un niño íntegro y honrado será una persona confiable en el futuro. El sentido de equidad lo llevará a actuar de manera justa, y este conjunto de valores le ayudarán a que las cosas salgan en su favor.

Publicado

en

Las personas íntegras son aquellas que siempre hacen lo correcto, lo que consideran bien para sí mismas y que no dañen a los demás.

Devolver a su dueño un objeto extraviado es algo que haría una persona íntegra y honrada, este tipo de actos se pueden fomentar desde la infancia, así el niño se acostumbrará a tener la conciencia tranquila y crecerá con menos estrés, pues no tendrá nada malo que ocultar.

Cometer alguna falta está permitido, lo que no puede permitirse es no asumir la responsabilidad de ello, la escritora Joan Didion dice que la disposición para aceptar responsabilidad por la vida propia es la fuente de la cual nace el respeto por uno mismo, un niño que responde por sus propios actos lleva las riendas de su vida.

Por otro lado, el sentido de equidad es algo que viene desde la niñez y con el tiempo puede cambiar, investigadores noruegos aseguran que los niños son igualitarios y felices de compartir sus cosas equitativamente con un grupo de personas. Si el niño crece viendo actos de equidad no tendría por qué cambiar este hábito.

Desarrolla el potencial de tu hijo a través de su confianza y creatividad

Conoce qué desarrolla las ideas y pensamientos de tus hijos

Tratar a todas las personas por igual, sin permitir que interfieran sentimientos o temas personales es una característica de alguien íntegro. Sólo el 20 % de los adultos son catalogados como personas justas, si la integridad es fomentada desde la infancia, la próxima generación de adultos tendrá un porcentaje más alto de personas justas.

Al ser alguien justo se debe reconocer, y sobretodo respetar, la dignidad de las personas, en todo el mundo. Quienes tienen diferentes valores, personalidad o apariencia física merecen el mismo respeto que reciben los papás, los maestros o los familiares, pues están en su derecho de ser diferentes. Cuidar y proteger a los demás desde la infancia lleva a tener una vida buena, feliz y amorosa.

Enseñar a los niños a hacer lo correcto es guiarlos por el camino del éxito. Hacerlos personas respetables conlleva todo un proceso, en el que deben estar acompañados de sus padres y de educadores capacitados.

Los profesores del modelo educativo IB muestran y fomentan la integridad con los niños durante el trayecto de su educación, trabajando para que lleguen a ser grandes personas.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.