viernes, julio 23, 2021

UN LUGAR EN SILENCIO: La exitosa PARTE II

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero después de la exitosa primera entrega de 2018, la cual tomó por sorpresa a todos, y tras los fatales acontecimientos sucedidos, no era de extrañarnos que la familia Abbot estuviera de regreso, y después de varios cambios de fecha por la pandemia, podemos decir que la espera valió mucho la pena, ya que esto ha sido ¡totalmente emocionante, angustiante y con un suspenso muy intenso!

Cuando una idea está bien fundamentada, las historias tienen todo para continuar, y es que John Krasinski, actor que fue el creador y director nuevamente de este trabajo, supo dar en el clavo dentro de un género que se encuentra muy desgastado, por lo que nunca podremos olvidar esa angustia que vivimos en la sala de cine ante la enorme cantidad de silencio que nos brindó en su película y que esto formaba parte indispensable para poder sobrevivir (era tal el silencio que uno no quería ni comer palomitas por no hacer ruido).

Lee Abott (John Krasinski) se sacrificó para que su familia sobreviviera a las criaturas extraterrestres que cazan por el sonido, dejando solos a su esposa Evelyn (Emiliy Blunt) y a sus hijos, Regan (Millicent Simmonds), Marcus (Noah Jupe) y el nuevo bebé. Ya que no es segura, la familia se ve obligada a abandonar la granja donde han permanecido desde que empezó la invasión y enfrentarse a los terrores del mundo exterior.

Es tiempo de darle la bienvenida a “Un lugar en silencio: Parte II”, donde la familia ahora fracturada se ve en la necesidad de superar su duelo e iniciar un nuevo viaje en el cual aplicarán cada una de las nuevas enseñanzas que han aprendido para poder sobrevivir; si bien aún no contamos con todas las respuestas que deseábamos, es su cantidad intensa de suspenso la que por completo acapara nuestra atención en varias secuencias de la película (por no decir casi toda la cinta); ya se habla de una tercera entrega que sin duda se perfila para convertirse en una trilogía digna de recordar.

Es imposible no reconocer el excelente trabajo actoral que realiza Emily Blunt como una mujer triste pero desesperada por salvar a su familia; pero gran sorpresa tenemos con la fuerza que adoptan sus dos hijos interpretados por Millicent Simmonds y Noah Jupe, ambos tratando de vencer sus miedos y haciendo a un lado los obstáculos que se les presentan para demostrar que no son débiles (sin duda se llevan la película con los desgarradores gritos de sufrimiento que nos brindan); pero también encontramos a Cillian Murphy, quien se suma para acompañar a esta familia en su misión por seguir vivos, junto a algunas otras personas que les hacen descubrir que no son los únicos gracias a una melodía que se transmite por la radio y que es parte esencial para que en la adolescente de la familia surja una idea a cumplir.

En este enfrentamiento peligroso, el director nos regala varios silencios, pero también debemos prestar atención a los momentos en que el sonido invade y es abrumador, además nos da una de las escenas más emocionantes en secuencia general al inicio de la película, una especie de flashback en donde vuelve a aparecer junto a sus seres amados, pero lo que debería ser un día normal de felicidad, se convierte en una masacre al tiempo en que las criaturas comienzan el ataque y la velocidad en nosotros se respira ante la angustia, conectando así la película con el final de la anterior.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado