fbpx
jueves, marzo 4, 2021

Tanatología y vida: Tristeza y depresión, una confusión durante el duelo

Por: Mariana Osorio/Tanatóloga

¿Me estaré volviendo loco?, el cuestionamiento constante ante el sentimiento de pérdida que se vive durante el duelo. ¡Escucho su voz!, ¡a veces parece que la veo! menciona quién llega a tener alucinaciones (visuales y/o auditivas) fugaces y breves del fallecido y que van de la mano de una confusión de todos los sentidos; se vive en una constante obsesión por recuperar lo perdido. Pero no, usted no está loco, está viviendo en manos de las alteraciones cognitivas que se manifiestan durante el duelo y eso es normal.

Nos sentimos arrastrados por una ola que nos abate y lleva a pisar los terrenos de la angustia, el enfado, la ira y la frustración, una ansiedad que no nos deja encontrar nuestro  lugar, no estamos bien ni aquí ni allá, “no nos calienta ni el sol”, ya no sentimos nada o lo sentimos todo: culpas, soledad, abandono y quizá autoreproche. Es una angustia disfrazada de ansiedad, la cual en ocasiones, logra engañarnos y deja con la sensación de que ya tenemos un padecimiento grave, cuando sin saberlo estamos transitando el duelo y estas son algunas de sus manifestaciones afectivas normales.

Se comienza también a tener una terrible confusión entre tristeza y depresión, pues sus síntomas pueden confundirse y son difíciles de diferenciar. Durante el duelo se vive un estado de tristeza debido al “periodo” de dolor emocional, estamos tristes cuando perdemos a un familiar o a un amigo cercano, podemos sentir tristeza cuando se nos trunca un plan e, incluso, podemos sentirnos así sin motivo aparente, tal vez por un cambio hormonal o porque nos hemos levantado con un estado de ánimo bajo.

La tristeza es una emoción humana y no es mala, nos puede ser  útil, ya que añade un toque emocional a los recuerdos ayudando a valorar y recordar que somos seres finitos, mientras que la depresión es un trastorno serio que debe ser tratado por un profesional, porque afecta muy significativamente a la calidad de vida de la persona, pues altera el funcionamiento normal del cerebro, algo que no es útil en un momento de duelo. Debemos evitar confundir puesto que la tristeza solo es una de las facetas de la depresión, es solo un estado mental pasajero, mientras que la depresión podría definirse más como un estado crónico de desazón y sin sentido por lo menos durante unos seis meses. El duelo no es una enfermedad, es una tristeza profunda, un proceso natural que no necesita pastillas ni medicamentos, necesita tiempo, compañía y aceptación.

Recibe las últimas noticias en tu correo:

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado

Brindis de apertura

La diseñadora de joyas Gamary Reyes inauguró establecimiento  en conocido centro comercial de Boca del Río, contando con la presencia de familiares y un...

Películas en casa: MIRA, LA CHICA DEL TREN

https://www.youtube.com/watch?v=6cexr3ZPJVc Es muy difícil, por no decir imposible, que una película que lograra tener mucho éxito a nivel mundial, obtenga nuevamente aceptación al realizársele una...

Chochol Jarocho

¡QUÉ tal amigos CHOCHOLEROS! EL CANELO en solo tres rounds noqueó a su contrincante que era más bien un costal de papa ante más...