fbpx
Síguenos en:

Sociales

Tanatología y vida: “Cine-terapia”, para superar un duelo

Publicado

en

Por: Mariana Osorio/Tanatóloga

“Lo bueno del cine es que durante dos horas los problemas son de otros”, dice Pedro Ruiz, humorista y escritor español. Pero aunque veamos de lejos al dolor, miedos, sufrimiento, deseos e inquietudes de los protagonistas, nunca se vuelven ajenos, pues nos llegamos a reflejar en ellos o en sus circunstancias, volviendo a las historias ajenas, metáforas llenas de fortaleza que nos ayudan a transitar favorablemente por el camino del duelo.

El cine nos invita a la reflexión, donde se puede encontrar historias que den sentido a nuestro dolor, resultan motivadoras y nos inspiran a superar situaciones de perdida dolorosas, pues nos muestra la manera de poder replantearnos la situación que vivimos o estamos viviendo  y valorar lo que si tenemos. Cada historia aporta una visión diferente de nuestra realidad favoreciendo la flexibilidad mental, ganando con esto, otra perspectiva, que muchas veces solo se puede ver en tercera persona. Empatizar con los personajes nos permite identificar situaciones negativas que nos pueden estar ocurriendo, empatizar con un personaje y observar cómo evoluciona para superarlo, lo que nos puede dar grandes pistas para tomar decisiones y solventar situaciones negativas.

El cine crea un nexo que nos lleva dentro de las historias, transmitiendo información valiosa que podemos usar en situaciones emocionales complicadas, se puede encontrar un mensaje que nos lleve a la recuperación emocional. Para una “cine-terapia”, estas son mis recomendaciones:

21 GRAMOS: Un filme que nos narra el accidente que une no solo a los protagonistas sino también a la esperanza, la miseria que se mezclan para transmitir un mensaje muy elocuente sobre nuestras tres dimensiones, cuerpo, mente y alma.

GHOST: Una emotiva historia que habla del amor que se experimenta una después de la muerte de la pareja.

MÁS ALLÁ DE LOS SUEÑOS: Nos lleva a lo más profundo de las pérdidas, una mujer que pasa de tener una familia feliz y normal, a una mujer que pierde a todos sus seres queridos.

BIG FISH: El enfrentarse a una enfermedad terminal ayuda a unir y a reconocer las fortalezas, no importa cuánto tiempo nos queda, lo que importa es que aún nos queda y tenemos que aprovecharlo.