fbpx
jueves, agosto 13, 2020

Tanatología y vida

Karen Ulibarri García y Antonio Sánchez Molina rumbo al altar

Familiares de Antonio Sánchez Molina lo acompañaron para pedir en matrimonio a Karen Ulibarri García, quien estuvo acompañada por sus abuelos Carlos García Ortiz,...

Chochol Jarocho

¡Qué tal amigos CHOCHOLEROS! Estamos en agosto y las lluvias se han dejado sentir, aparte del COVID -19, está latente el DENGUE, tenga mucho...

SERIES DEL MOMENTO: Umbrella Academy 2

Bajo la fuerte crítica de incesto y ser tachada de antisemita (situaciones que ya fueron aclaradas), es como tenemos de regreso a los hermanos...

Viviendo Veracruz

Los recuerdos inolvidables están presentes en las gráficas de Rodolfo González Moreno para el Decano de la Prensa Nacional. Michelle Ramírez en el Decano de...

La Sociedad Orizabeña

Por: Kathya Fadanelli/Colaboradora Las Socias de la Mesa Redonda Panamericana de Orizaba se reunieron a través de una videoconferencia titulada “El Origen de los Pingüinos”...

Cuando la vida te sacude

Por: Mariana Osorio/Tanatóloga

Vas caminando con tu taza de café y de repente alguien pasa, te empuja y hace que se te derrame el café por todas partes. ¿Por qué se te derramó el café? Porque alguien me empujó, respuesta equivocada: Derramaste el café porque tenías café en la taza. Si hubiera sido té, hubieras derramado el té. Lo que tengas en la taza, es lo que se va a derramar. Por lo tanto, cuando la vida te sacude (qué seguro pasará) lo que sea que tengas dentro de ti, vas a derramar.

Puedes ir por la vida fingiendo que tu taza está llena de virtudes, pero cuando la vida te empuje vas a derramar lo que en realidad tengas en tu interior. Eventualmente sale la verdad a la luz. Así que habrá que preguntarse a uno mismo. ¿Qué hay en mi taza?

En tanatología decimos que el hombre tiene doble naturaleza la del cuerpo y la del alma (la taza), reconocer que las necesidades de mi espíritu son iguales que las de mi cuerpo, es el primer paso para darle de comer  “nutrición espiritual”. Cuando la vida se ponga difícil, ¿qué voy a derramar?

¿Alegría, agradecimiento, paz, humildad? ¿O coraje, amargura, palabras o reacciones duras? Tenemos que trabajar  en llenar la taza alimentándonos con gratitud, perdón, alegría, palabras positivas y amables, generosidad y amor para los demás.

Culpamos al mundo, a la tecnología, video juegos, redes sociales y cantantes  de llenar  nuestra cabeza de enajenación o falsos  profetas pero la única realidad es que somos nosotros los que elegimos que tomamos  de todo aquello que se nos ofrece (somos responsables de lo que llenamos nuestra taza).

Hoy por hoy estamos tan llenos de violencia y queremos revisar de que  llenan los niños sus mochilas, mejor revisemos de que estamos llenando en su alma, es solo ahí  donde podremos frenar lo que se ha vuelto un caos.

Dicen por ahí: “Los grandes cambios siempre vienen acompañados de una fuerte sacudida, no es el fin del mundo es el inicio de uno nuevo”.

Sígueme en Instagram y Facebook: @marianatanatologa o escríbeme [email protected]

Lo más reciente

Contenido relacionado

Galaxia

Desde el Vagón del Tiempo TENEMOS REVOLUCIÓN NO SOLO INDUSTRIAL SINO HUMANA No cabe duda que estamos viviendo una revolución no solo industrial, sino humana, en...

Chochol Jarocho

¡Qué tal amigos CHOCHOLEROS! Estamos en agosto y las lluvias se han dejado sentir, aparte del COVID -19, está latente el DENGUE, tenga mucho...

DE MUJER A MUJER: Cosas que aprendemos a medida que pasan los años

Por: Emma Vera Cruz A medida que pasan los años descubrimos que, si tan sólo los seres humanos lucháramos para ser personas de bien, con...