jueves, julio 22, 2021

SERIES DE TV: LUIS MIGUEL

Segunda Temporada

Después del éxito arrollador de la primera temporada producida por Netflix y que explora la vida del popular cantante conocido como “El Sol”, fue lo que nos permitió realizar un recorrido por el lado profesional y personal del que tanto se hablaba en prensa y que formaba parte de una serie de rumores a voces, desde que nació hasta convertirse en un icono de la música latina, sumado a ello los dramas que ha tenido que sufrir, como es la desaparición de su madre, la fama o las controvertidas relaciones que ha tenido hasta la actualidad y la fuerte relación con su padre; pero esta segunda temporada, que se estrenó después de varios retrasos, generó altas expectativas y el resultado ha sido !FATALMENTE ABURRIDO!

LO BUENO: No podemos negar que cuenta con una buena producción y que la interpretación de Diego Boneta como Luis Miguel se defiende tanto en lo actoral como en las versiones de cada una de las canciones de las que conocemos su origen de realización; si bien en la primera parte era el joven atractivo por el que las fans enloquecen, ahora tuvo que ser sometido a caracterizaciones y prostéticos para adaptarlo a la edad adulta y así poder narrar más de su difícil historia, pero la fórmula interesante que había manejado en su narración, cae por los suelos y sencillamente ha sido simple y poco atractiva en sus 8 episodios que veíamos semana con semana, en donde el único papel que rescataríamos por emotivo y significativo sería el realizado por César Bordón.

LO MALO: Como tal no tenemos algo que nos cautive, solo lo vemos cantar, ir de mujer en mujer y ser parte de una gran cantidad de traiciones de las personas a su alrededor; si bien el famoso misterio de la desaparición de Marcela Basteri es el punto a tratar (porque a todos nos intriga), aquí brilla por su ausencia y es mencionado ya en el último par de capítulos para atraparnos (la plataforma confirmó una tercera y última temporada); también la presencia de su padre (que no está incluido debido a su muerte) deja un hueco enorme en cuestión de intensidad; todos los nuevos personajes son débiles, no aportan nada interesante (más que la revelación supuesta de sus acciones y que varios de ellos han desmentido en la vida real) y lo peor es que las interpretaciones dejan mucho que desear; a eso sumamos los desnudos innecesarios de Camila Sodi y Macarena Achaga (se empeñan en lucir cuerpos femeninos) y en general solo nos queda en claro el carácter fuerte, vanidoso, que ha cometido enormes errores en lo personal  y lo inalcanzable que es un artista en todo el sentido de la palabra, de gran talento, pero con una vida que se ha ido desmoronando con el paso de los años.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado