sábado, junio 12, 2021

Películas: LOCO POR ELLA

¡Es increíble lo que logra esta película española con su mensaje! ¡Imposible no amar cada minuto, a cada personaje y la vida de todos ellos, los que están bien y los que son mal vistos por la sociedad! ¿El por qué? Por ser diferentes, por no ir bajo la “normalidad permitida” y por luchar cada día con el fin de ser mejores y superarse pese a sus problemas.

La próxima vez que vea yo a alguien triste, no voy a pedirle que sonría ni le voy a prometer que recuperarse está en sus manos. Si de verdad quiero ayudarle, lo que voy a hacer es hacerle saber que aunque no sea capaz de entender lo que le pasa, estaré ahí si me necesita. Podemos vivir en la locura y depresión, puede que unos días estemos tristes y otros nos sintamos muy contentos, pero eso es la vida, no nos debe dar miedo como nos vea la gente porque nadie somos perfectos. Así, tal cual, nos debemos amar, así nos tienen que querer, así es como debemos existir en paz.

Eso es lo que nos ofrece “Loco por ella”, una película hermosa en todo el sentido de la palabra, donde tras conocer y pasar una noche con Carla (Susana Abaitua), la chica de sus sueños, Adri (Álvaro Cervantes) descubre que se ha escapado de un hospital psiquiátrico. Locamente enamorado y dispuesto a hacer lo que sea para volver a verla, Adri se interna como un paciente más con el fin de conquistar a Carla y, de paso, escribir el mejor reportaje de su vida para la revista Load. Pero, una vez dentro, no solo descubre que su historia de amor no es como él esperaba, sino que no va a ser tan fácil salir de allí. Con la ayuda de Saúl (Luis Zahera), su compañero de habitación, Adri comenzará un viaje de aprendizaje que lo acercará al resto de pacientes y a Carla, y lo obligará a replantearse no solo su objetivo inicial sino su visión del mundo.

Nuestro corazón viaja por varias emociones con la cinta dirigida por Dani de la Orden, vamos de la adrenalina a la locura, del enamoramiento al dolor, de la aventura a la depresión, pero cuán importante es el regalo que nos brindan los personajes, encabezados principalmente por Álvaro Cervantes y Susana Abaitua, de quienes nos enamoramos por su diferencia, ya que ambos poseen una personalidad muy distinta y aún con ello su química es perfecta en pantalla; él, sin saberlo, brinda ayuda, y con ello las nuevas personas que están a su alrededor (todos personajes muy necesarios dentro de la historia), descubren la importancia de que su diferencia no tiene por qué hacerlos sentir menos, por el contrario, es su arma más fuerte para lograr existir en el mundo exterior; sin duda un personaje que se robará nuestras lágrimas será Saúl, ese hombre con la historia difícil que vive con su familia y en especial su pequeña hija, a la cual le oculta un secreto.

Esta comedia romántica cuida mucho al abortar el tema de una enfermedad mental, y resulta atractiva por la combinación de su música, los lugares que proyecta, los tintes melosos que no pueden faltar y el ambiente que se respira en el aire gracias a su cast, logrando con ello elevarla a un punto de inolvidable, fresca y esperanzadora, en la que toda su resta final nos hará reír a carcajadas y nos recordará un poco a lo que vive la protagonista  de aquella cinta noventera titulada “Jamás besada”.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado