lunes, octubre 25, 2021
InicioSocialesPelículas: COSAS IMPOSIBLES

Películas: COSAS IMPOSIBLES

La vida es tan curiosa e impredecible que, a veces, uno encuentra la felicidad donde menos lo espera… El cine mexicano natural, que no tiene necesidad de caer en estereotipos, el exceso de violencia, sexualidad o vulgaridades llenas de groserías, es el que vale la pena, y un claro ejemplo de un trabajo honesto, emotivo y significativo, que goza de una paleta de colores muy bonita que brinda una buena fotografía y se acompaña de piezas musicales de antaño y romanticismo, es “Cosas imposibles”, la cual es un cobijo para la esperanza de aquellos que han tenido una vida desafortunada por azares del destino y la fuerza que deben tomar para salir adelante y no verse sumergidos en la tristeza, la depresión o el camino incorrecto.

La cinta es una historia ambientada en un complejo de viviendas de la Ciudad de México, que se enfoca en Matilde, una mujer viuda de 60 años cuya memoria de su esposo abusivo sigue atormentándola, pero sólo en su cabeza. Ella establece una amistad poco probable con Miguel, un vecino de 19 años con sus propios problemas y que está sumergido en el mundo de la venta de droga. Ambos formarán una amistad peculiar en la que juntos se ayudarán mutuamente para sacudir sus demonios internos.

Puede que la cinta dirigida por Ernesto Contreras se nos haga muy similar a otras que manejan esas amistades inesperadas que se convierten en fuerza, pero su mensaje positivo es el que nos da esa esperanza necesaria para acompañar a sus personajes, en donde la interpretación de Nora Velázquez (aplausos de pie), Benny Emmanuel, Salvador Garcini y Luisa Huertas destacan por completo y son inolvidables por la entrega que demuestran: La primera como una mujer que soportaba violencia física y verbal dentro de su matrimonio, aquella que se casa desde los 15 años y no supo hacer nunca nada sin la autorización de su esposo, el cual muere y habita en su mente tratando de minimizarla siempre; el segundo, un joven que es abandonado por su madre y no lleva buena relación con su hermana, gusta de convivir con sus amigos y anda en malos pasos, pero también tiene una identidad diferente; el tercero el hombre malo, el que abusa de su esposa y que es narcisista por naturaleza, a la cual golpea y daña en todo momento; y la cuarta, una vecina veterinaria lesbiana que busca tener un acercamiento con la mujer protagonista para ayudarla, aun cuando todos a su alrededor piensan que está enamorada de ella, sumándose a las habladurías de la gente que suponen la mujer pretende al joven de 19 años, el cual en realidad es su único amigo.

Debemos prestar atención a los diálogos, el ritmo de la película es el adecuado y vamos caminando junto a ellos por la zona habitacional, un supermercado, algunas calles, hasta centros de charlatanería hasta llegar a los espacios ideales. 

NUNCA debemos perder nuestros sueños, NUNCA debemos dejar de lado las ganas de vivir; ahí, en donde menos te lo imagines, encontrarás la fuerza para superar el ayer, para perdonar lo que no te gustó de él, para saber que ese mañana te puede regalar lo que tanto deseas, tu paz, tu aceptación, tu amor propio, y que mejor secuencia final con la honestidad de estos personajes teniendo de fondo el Café de la Parroquia y el Malecón de Veracruz.

Ultimas noticias

Contenido relacionado