viernes, septiembre 24, 2021

Milagros Eucarísticos en el mundo – Venezuela

Betania, Venezuela 8 de diciembre de 1991

Este Milagro Eucarístico se produjo durante la Misa de medianoche del 8 de diciembre de 1991,  en  el  Santuario  mariano  de  Finca Betania de Cúa, en Venezuela. El Padre Otty, Capellán del Santuario, describe de este modo el  acontecimiento: “Después  de  haber tomado uno de los trozos de la Hostia magna que había partido en 4 trozos, los volví a poner en la patena. Poco después bajé la mirada a la patena y no podía creer lo que veían mis ojos: uno de los trozos de la Hostia que yo  había  partido  tenía  una  mancha  roja  y  de  ella empezó a brotar una sustancia roja de forma similar al modo en que la sangre brota de una herida. Después de la Misa cogí la Hostia y la guardé en la sacristía del Santuario. Al día siguiente, a las 6 de la mañana, fui a ver la Hostia y pude  constatar que  seguía brotando sangre de ella y que poco después empezó a secarse. Sin embargo, aún hoy, la sangre parece fresca. Lo extraño es que  la  sangre  haya  brotado  sólo  de  un  lado  de  la Partícula  sin  manchar  por  otro  lado  el  resto  de  las especies eucarísticas”.

Durante la Misa había presentes numerosos  peregrinos  que  comprobaron enseguida que el sacerdote no tenía heridas de las que podía haber salido la sangre presente en la Hostia. Entre otras cosas de los análisis resultó que la sangre del sacerdote no coincidía con la de la Partícula. La Hostia del Milagro fue sometida a estudios específicos que solicitó el entonces Obispo de Los Teques, S.E. Mons. Pío Bello Ricardo, y los resultados confirmaron que la sangre era sangre humana de tipo AB positivo que coincide con la que se encontró en la Sábana Santa de Turín y en la Hostia del Milagro Eucarístico de Lanciano, que tuvo lugar en Italia en el año 750 d.C y que analizaron 500  comisiones de la Organización Mundial de la Salud.

Desde entonces la Hostia ha sido objeto de veneración y culto por parte de miles de peregrinos procedentes no sólo de Venezuela sino de todo el mundo. Se puede visitar en convento de las Monjas Agustinas Recoletas del Sagrado Corazón de Jesús en Los Teques la Hostia milagrosa todos los días del año a cualquier hora en su capilla destinada a la Adoración Perpetua. Un joven fiel de Nueva Jersey, Daniel J. Senford, fue de peregrinaje al Convento  de  las  Agustinas  para  ver  la  Hostia ensangrentada  y  consiguió  filmar  otro  episodio milagroso.

Aquí está el relato: “El 12 de noviembre de 1998 participé en el peregrinaje a Betania  con  un grupo  de  oración  y  nos  llevaron  a  ver  la  Hostia milagrosa de Betania de la Capilla  de  las  Monjas Agustinas de Los Teques. Nuestro director espiritual, el padre Mazzarella, celebró la Misa. Una vez finalizada la celebración abrí  la puerta del Sagrario donde se encontraba la Hostia del Milagro. Con gran asombro vi que la Hostia estaba como en llamas y que había un corazón que latía que sangraba en el centro. Vi esto durante  unos 30 segundos más o menos, luego la Hostia volvió a su estado normal. He conseguido filmar una parte de este milagro con mi cámara de vídeo…”.

Artículo anteriorÁCIDO
Artículo siguienteEN CHARLA CON… Cynthia Alesco

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado