Lunch saludable para niños

Nuevo etiquetado en los alimentos

Por: Sabrina Zárate Saenz

¡Hola Healthy Moms! Mucho les he platicado sobre cómo leer el etiquetado frontal de los alimentos y la importancia que tiene para cuidar la salud de nuestros hijos. Este etiquetado frontal o Guías Rápidas de Alimentación, aprobados en el 2013, indican la cantidad y el porcentaje de grasa saturada, otras grasas, azúcares totales, sodio y energía (en kcal) por el contenido total del envase, y por porción; además, contienen la leyenda % de los nutrimentos diarios. En mis cursos, hemos concluido que este etiquetado, es complicado de entender y engañoso, si no se tiene un conocimiento previo.

Diversas instituciones hicieron un gran esfuerzo para lograr una modificación en la Ley General de Salud y cambiar el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas, pero ¿en que consiste el nuevo etiquetado?

Consiste en rotular un etiquetado de advertencia: un símbolo octagonal de fondo color negro y borde blanco, y en su interior el texto “alto en”, seguido de: “grasa saturadas”, “sodio”, “azúcares” o “calorías”, en uno o más símbolos independientes, según corresponda, con el objetivo de que el consumidor vea de una forma clara, comprensible y sin engaños, lo que está consumiendo.

Además, en caso de que el producto no sea saludable, también debe tener la advertencia de que los productos exceden los límites máximos recomendados. El nuevo etiquetado de advertencia no es un sustituto de la actual tabla de información nutrimental.

La intención de añadir un nuevo etiquetado es la de coadyuvar a que nuestro país salga de las emergencias de salud decretadas desde 2016 por obesidad y diabetes.

 A mi punto de vista, el nuevo el etiquetado es un gran paso que hay que aplaudir, pero no es una solución al gran problema de la obesidad, el cual tiene sus orígenes en casa.

Nos leemos la próxima semana, síganme en Facebook @sabrinazarate.healthymom.