jueves, agosto 5, 2021

Lunch saludable para niños

Doble Aniversario de Boda

David es bautizado

CHOCHOL JAROCHO

VIVIENDO VERACRUZ

Películas: BLACK WIDOW

La atención plena en la mesa

Por: Sabrina Zárate Sáenz/ Empresaria, Deportista, Healthy Mom

¡Hola Healthy moms! Ahora que nuestros hijos están de vacaciones y que tenemos un poco más de tiempo de hacer actividades diferentes, quiero platicarles del “mindful eating” o atención plena en la mesa. La atención plena, también conocida como mindfulness o conciencia plena, es una filosofía de vida que se basa en la meditación, sin que esta tenga componentes de espiritualidad,  entendiendo por meditación la actividad intelectual que centra la atención en un pensamiento, sentimiento, proceso u objeto. Es poner toda nuestra atención en el momento presente a través de la concentración, la conciencia y la auto aceptación sin juzgar.

Practicar la atención plena a través de la meditación ayuda a control del estrés y la ansiedad, favorece las relaciones interpersonales, la inteligencia y la creatividad, aumenta la capacidad de concentración y atención, facilitando el aprendizaje y el rendimiento académico de nuestros hijos. Así pues el mindful eating consiste en estar totalmente presente en el acto de comer, poniendo todos los sentidos en ello. Normalmente aprovechamos la hora de la comida para ver la televisión, contestar mensajes en el celular y pensar en la siguiente actividad en el día.  Comer conscientemente es nutrir al cuerpo y a la mente mientras disfrutas de ello, es permitirnos tomar conciencia y estar presentes al cien por cien en el acto en sí. Observar la textura, el color, la apariencia, la presentación de los alimentos; identificar los sonidos que hacemos al masticar o al cortar los pedazos; prestar atención a la rapidez con la que masticamos o nos metemos el siguiente bocado; identificar las sensaciones de hambre y saciedad.

Y te preguntaras: ¿para qué sirve todo esto? Practicar la atención plena en la mesa con nuestros hijos les ayuda a ser más autosuficientes y responsables de sus elecciones alimentarias, además ayuda a disminuir la ingesta compulsiva y el comer de manera emocional.  Para practicar el midful eating te propongo esta actividad con tus hijos: primero busca un momento en el que no tengamos prisa, crea un ambiente agradable en la mesa y libérate de posibles distractores (teléfono, televisión, visitas). Una vez todos sentados en la mesa, identifiquen sus señales de hambre (están ansiosos, les duele la cabeza, sienten un revoloteo en la panza). Pon todos los alimentos en la mesa y obsérvenlos. Una vez pasado un tiempo pídeles a tus hijos que cierren los ojos y traten de describir el mayor número de alimentos que vieron en la mesa. Gana el que haya recordado el mayor número de alimentos.

Este tipo de actividades no solo harán las comidas más divertidas y ayudarán a practicar la atención consciente mientras se come en familia, sino que favorecerán un ambiente agradable, potenciando las sensaciones positivas y permitiendo que los niños aprendan a descubrir sus propias emociones.  Disfruten sus vacaciones, nos vemos el próximo martes.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado

David es bautizado

CHOCHOL JAROCHO