viernes, enero 21, 2022
InicioSocialesFamilias y Rostros de México: Patricia Gómez Castillo

Familias y Rostros de México: Patricia Gómez Castillo

Capítulo Veracruz

 “Siempre hay que ser agradecido.”

Por: Manuel Lucio/Retratista

El ballet clásico es una de las más bellas artes en donde, con plasticidad y armonía, se puede expresar el ser humano, conjuntando técnica, estética, música y férrea disciplina, por lo que la danza pasa a ser patrimonio cultural de la humanidad por centurias… Patricia Gómez Castillo lo ejerce desde muy temprana edad, logrando así la maestranza en dicho arte. Independiente de la responsabilidad para con sus alumnos, ella pertenece a una elite de bailarinas consagradas, siendo también un ser de gran corazón, mostrando el carácter necesario para conducir al éxito. En contraste con la gran mayoría de los maestros de Ballet Clásico, a quienes se les conoce por su rigidez y férrea disciplina, Patricia, Directora de Attitude Escuela de Ballet, se ha caracterizado por su entusiasmo y creatividad.

Nació en Veracruz el 31 de diciembre de 1958. Comenzó sus estudios de Danza a los tres años; el primer maestro al que recuerda es Honorato Velázquez, con quien estuvo hasta la edad de quince años. Desde los once años viajó a la Ciudad de México para tomar clases en la Academia de la Danza Mexicana, bajo la dirección de la maestra Josefina Lavalle. En Veracruz, y por una breve temporada, tomó clases con la maestra Yolanda Zamorano. Decidió irse a la CDMX donde, con la ayuda del maestro Felipe Segura, ingresó a la Academia de la Danza Mexicana. Allí estuvo alrededor de cinco años y tomó clases con la maître Sonia Castañeda, quien la invitó a su escuela, Anna Pavlova, donde se graduó bajo la dirección de Sonia Castañeda y Francisco Martínez (primeros bailarines de Ballet Clásico de México).

En 1974 ingresó al Taller de Danza Espacios, dirigido por Sonia Castañeda y Francisco Martínez, y realizó giras por toda la República Mexicana hasta 1980, interpretando diferentes roles de Ballet Clásico y coreografías de Danza Contemporánea. En 1978 tomó el curso “Dance and the Child”, Pedagogía en Artes, en la Universidad de Alberta, Edmonton, Canadá. En 1980 regresó a Veracruz, y en 1981 fundó su primera escuela, llamada Escuela Maestra Patricia Gómez, que permanece así hasta el 2004, en que toma el nombre de Attitude Escuela de Ballet. En 2012, fue encargada de compilar el proyecto del texto “Ballet Clásico: Origen e historia en la Ciudad de Veracruz”. En ese mismo año, fue premiada por la Institución de la Superación Ciudadana, por ser una distinguida maestra que fomenta la cultura de la danza en niñas y jóvenes, y que  desde 1981, creó su propia Escuela de Ballet. Durante la IX Muestra Internacional de Ballet Clásico y Contemporáneo Guadalajara 2013, ofreció una clase magistral ante bailarines de diversos países, compartiéndoles su experiencia y su amor por la danza. Asimismo, ha participado como jurado de becas del Programa de Estímulos a la Creación Artística del Estado de Veracruz y se ha preocupado por tomar cursos de actualización en la danza y en la producción de espectáculos. En la actualidad se desempeña como maestra, promotora y conferencista, y continúa la aplicación de la metodología Vaganova y Cecchetti. Realizó estudios en Psicoterapia Gestalt, actividad que ejerce hasta la fecha.

En 2014, fue premiada por el Círculo Internacional Periodístico (CIP) como “Personaje del año” por su trayectoria en la enseñanza del ballet. En enero del 2015, le fue otorgado el Galardón Global Quality Gold con el que se hacía reconocimiento a su trayectoria de más de 30 años en la enseñanza de ballet y compromiso loable con la sociedad. En 2016, nuevamente recibe por CIP, el premio de “Personaje del año” por su trayectoria en danza y docencia. Para 2017, el Círculo Internacional Periodístico (CIP), le otorgó el galardón “Estrella de Diamante” con el cual se reconoce su ardua labor de más de treinta años en la enseñanza del ballet.

¿QUÉ PIENSA DE LA SOCIEDAD VERACRUZANA?

Hablar de la sociedad veracruzana, es hablar de una sociedad que está en constante cambio pero que guarda ese sabor de lo antiguo. Es una sociedad abierta y con ese calor que hace a los veracruzanos incomparables. Los veracruzanos somos amables, artistas, admiradores de la naturaleza y sensibles.

¿EL TRABAJO?

El trabajo nunca será trabajo si haces lo que amas.

¿QUÉ MENSAJE DEJA A GENERACIONES FUTURAS?

Procuren su vida espiritual es lo más importante y sean disciplinados eso les dejará el éxito que quieran alcanzar.

Ultimas noticias

Contenido relacionado