fbpx
miércoles, agosto 12, 2020

Domingo Décimoséptimo

Chochol Jarocho

¡Qué tal amigos CHOCHOLEROS! Estamos en agosto y las lluvias se han dejado sentir, aparte del COVID -19, está latente el DENGUE, tenga mucho...

SERIES DEL MOMENTO: Umbrella Academy 2

Bajo la fuerte crítica de incesto y ser tachada de antisemita (situaciones que ya fueron aclaradas), es como tenemos de regreso a los hermanos...

Viviendo Veracruz

Los recuerdos inolvidables están presentes en las gráficas de Rodolfo González Moreno para el Decano de la Prensa Nacional. Michelle Ramírez en el Decano de...

La Sociedad Orizabeña

Por: Kathya Fadanelli/Colaboradora Las Socias de la Mesa Redonda Panamericana de Orizaba se reunieron a través de una videoconferencia titulada “El Origen de los Pingüinos”...

Galaxia

Desde el Vagón del Tiempo TENEMOS REVOLUCIÓN NO SOLO INDUSTRIAL SINO HUMANA No cabe duda que estamos viviendo una revolución no solo industrial, sino humana, en...

Mateo: 13: 44-52

Nos encontramos en el domingo veintiséis de julio, para la Iglesia el domingo decimoséptimo del Tiempo Ordinario. El Evangelio, continuamos en el discurso en parábolas, Mateo trece, pero en esta ocasión los versículos de cuarenta y cuatro al cincuenta y dos.

Un deportista que quiere llegar largo o tener un gran alcance en su deporte, se somete a regímenes alimenticios, también es estricto en muchas cosas y lo que a él le importa es practicar una y otra vez más para hacerse profesional en ese deporte.

Algo nos invita hoy el Evangelio, donde Jesús nos dice Él es el reino de los cielos, Él Cristo, el Señor que nos invita a la conversión a adherirnos a Él. Ya el Papa San Juan Pablo Segundo en el documento Iglesia en América nos decía que “el encuentro con Cristo es camino de conversión, de comunión y solidaridad con todos.”

¿Qué es lo que para nosotros tiene valor, da sentido a nuestra vida? ¿Verdaderamente es Cristo el Señor que nos hemos encontrado? ¿Es para nosotros este tesoro escondido en este terreno que encuentra este agricultor? ¿Es esa perla preciosa que este hombre que se dedica a comercializar  perlas preciosas, encuentra una de gran valor? Ambos saben que para adquirir el tesoro y la perla es necesario desprenderse de todo aquello que obstaculiza, que se pueda poseer para nosotros ese reino de los cielos que es Jesús. Si, ¿qué es lo que hay en tu corazón, en tu mente que impide que verdaderamente Jesús sea el Señor de tu vida? es decir, el que vaya guiando, el que vaya dándole sentido a tu existencia, que cada día sea el que te diga, esto en tu conciencia está mal y hay una conversión, un cambio de vida y también el que te lleva a unirte al hermano en la caridad, porque la palabra de Dios es proclamada y celebrada. Pero la evaluación de que verdaderamente estamos siendo coherentes y es verdadera nuestra escucha de la Palabra de Dios, nuestra celebración de la Palabra de Dios, es la vida, es la solidaridad con los hermanos.

Pues tenemos que pedirle mucho a Dios, para que Él sea la parte de la herencia de nuestra vida, la riqueza que da sentido, es necesario entrar en contemplación con Él, es decir, contemplar su Palabra, hablar con Él, dialogar con Él, encontrarnos con él, una y otra vez. Recordemos, la tercera parábola también es importante, si yo he dicho que Cristo es el tesoro que he encontrado, es la perla preciosa, pues entro a esa dinámica del reino de Dios con sinceridad y coherencia, porque al final el Señor pondrá al descubierto mis actitudes, mis intenciones, si verdaderamente son sinceras. Y esta parábola nos hace recordar cuando íbamos temprano en vacaciones a la playa y veíamos a los pescadores estar jalando la red y a la hora de que la red llegaba ya a la orilla, a la arena, empezaban a escoger los pescados buenos y malos, incluso, nos regalaban a nosotros para que nos lleváramos a nuestras casas y también comiéramos del fruto del trabajo de estos hermanos nuestros. Pero eso es muy significativo, si yo digo que vivo de la fe en el Hijo de Dios que me amó y se entregó por mí, necesito siempre la sabiduría de Dios para ir discerniendo e ir haciendo vida su Palabra. Ir poniendo en práctica en esa solidaridad, en esa comunión con los hermanos para construir entre nosotros el Reino de Dios que Jesús ha venido a traer.

Bonita semana para todos.

Artículo anteriorFeminicidio en el municipio de Fortín
Artículo siguienteÁCIDO

Lo más reciente

Contenido relacionado

Domingo Décimo Noveno Ordinario 

Mateo: 14:22-33 Pues ya hermanos, estamos en este domingo nueve de agosto, que para la Iglesia es el domingo diecinueve del tiempo ordinario. El evangelio...

Con Lo Mejor

Las gráficas del momento están presentes en la columna Con Lo Mejor para el Decano de la Prensa Nacional. Rebeca Arévalo Reva celebrando su cumpleaños....

SERIES DEL MOMENTO: Umbrella Academy 2

Bajo la fuerte crítica de incesto y ser tachada de antisemita (situaciones que ya fueron aclaradas), es como tenemos de regreso a los hermanos...