fbpx
domingo, abril 11, 2021

Documentales: PELÉ

¡Qué emocionante! ¡Un documental por excelencia! Siempre he tenido presente el por qué no puedo soportar ver un partido de fútbol, no es que no me guste, sencillamente genera en mí demasiadas emociones que no puedo controlar al vivir la emoción de saber si al equipo al que le vas está perdiendo o ganando; los jugadores dejan todo en la cancha, su entrega es reflejo de años de esfuerzo y siempre lo he dicho, lejos de política o beneficios que puedan existir detrás del espectáculo que representa, todos los equipos merecen ganar, porque el deporte es sinónimo de unión, felicidad y entrega, bien lo dice un grande “El mayor premio de la victoria no es el trofeo, es el alivio”.

Después del éxito que tuvo el documental de Michael Jordan “The Last Dance”, Netflix estrena  un nuevo trabajo sobre la vida de Edson Arantes do Nascimento, mejor conocido mundialmente como Pelé, para muchos el mejor futbolista de la historia; codirigido por David Tryhorn y Ben Nicholas, resume 12 años en los que la leyenda brasileña, único jugador con tres Copas del Mundo en su haber, pasó de ser una estrella del fútbol de 1958 a héroe nacional durante una época turbulenta en Brasil, por lo que se relata cómo llegó a convertirse en el denominado “rey del fútbol” y llevar a la selección de su país a la victoria en el histórico Mundial de 1970.

Como buen trabajo documental tendremos acceso a imágenes de archivo y entrevistas inéditas a sus compañeros del Santos Futebol Clube y la selección nacional brasileña, sumado a testimonios de familiares, periodistas y personalidades que fueron testigos de la edad de oro del fútbol brasileño, pero principalmente lo tendremos a él, ese ser lleno de emociones cual estrella en el cielo oscuro de la vida en Brasil, quien simbolizaba la esperanza y que representó mucho para su gente, viviendo en carne propia la presión de ser una figura pública mundial.

Ahora con su quebranto de salud, su ánimo permanece, y ahí está impregnada esa inteligencia, confianza y experiencia que años atrás, cuando experimentó ciertas derrotas, lo hicieron despertar, volviendo a disfrutar su estancia en un campo de juego pese a tantos contratiempos.

Un primer mundial inolvidable, un segundo en el que sufre una lesión, un tercero en el que todo se fue por el suelo y la depresión lo invade, anunciado su retiro de los mundiales; pero llegaría un cuarto, en México, donde buscaría y obtendría de nuevo su corona. Y cuál fue el secreto de ese gran hombre: su humildad. 1970 fue la bendición, la unión, ese mundial que le regresó la vida de la que muchos decían ya no tenía, pero no, él nunca estuvo muerto.

Totalmente emotivo y sin duda una experiencia de esas que agradecemos a la plataforma al hacer honor a esta leyenda que jugó su último partido en 1971 y aún es el mayor goleador de la selección brasileña… ¡VIVA EL REY!

Recibe las últimas noticias en tu correo:

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado