domingo, julio 3, 2022
InicioSocialesDISEÑO DE IMAGEN: La libertad de usar lo que te guste…

DISEÑO DE IMAGEN: La libertad de usar lo que te guste…

Yazmín Zúñiga/ PR & Image Consultant

La vida da muchas vueltas y aunque hoy me encuentro escribiendo desde una cafetería en París, sé con total certeza que una de las víctimas de feminicidio en México podría haber sido yo. Al abrir mi celular y leer todo lo que acontece en mi país natal, algo se desgarra y quedo intranquila. Intento volver a enfocarme en mis actividades, pero tampoco puedo dejar de pensar en todas aquellas mamás que no podrán celebrar el Día de las Madres porque les falta lo más importante: una hija, y todo “por haber estado en el lugar equivocado a la hora equivocada, con la ropa y la gente equivocada”, según una gran parte de la opinión pública. Estoy consciente de que estoy abordando un tema delicado desde un lugar privilegiado, ya que he tenido la oportunidad de conocer otras realidades, con sus altas y sus bajas, porque al final ningún lugar es perfecto. Y sólo así pude darme cuenta de cómo el contexto en dónde crecemos dicta la manera de comportarnos y de actuar ante diversos escenarios. 

Últimamente me he puesto a pensar en cuántas variables tomé en cuenta, como mujer, para vestirme y realizar mi día a día en México. No me malinterpreten, amo mi país como ningún otro, pero no puedo cerrar los ojos ante lo que sucede en él. Y como sé que este espacio pertenece a  temáticas relacionadas con la vestimenta, la moda y la imagen pública, me atrevo a compartirles una reflexión  sobre algunas cuestiones que llamaron mi atención al llegar a Francia.

¿MINIFALDA, MINISHORTS Y TOPS? Las mujeres que hacen su día a día en París no se piensan dos veces en apostar por la comodidad, y si eso implica no usar sostén y llevar playera blanca, así será. ¿La gente las observa morbosamente?, para nada; ¿les gritan palabras obscenas?, no sucede a menudo, claro que siempre hay uno que otro que puede arriesgarse pero recibirá una respuesta de regreso. La libertad de utilizar lo que te guste y te haga sentir cómoda es algo que no se experimenta hasta sumergirse en la vida de otro lugar que brinde aspectos básicos de protección y seguridad a sus habitantes. Con ello no quiero decir que Francia sea el paraíso, como en todo lugar existen zonas rojas o de peligro que es mejor evitar, pero se aprende a valorar detalles como el mencionado anteriormente. 

ADOLESCENTES  DE 13 AÑOS EN TOPS Y TOMANDO EL TRANSPORTE PÚBLICO SOLAS. Está fue una de las escenas que más me impactó al llegar aquí, lo primero que pensé fue “¿a quién se le ocurre?”, “¿dónde están sus papás?”. Después fui descubriendo que sus papás estaban dónde debían estar: trabajando o haciendo su día a día con la total tranquilidad de saber que sus hijas regresarán a casa para almorzar o cenar. Sin necesidad de enviar ubicación o de describir el perfil del conductor que la lleva.

SALIR EN LA NOCHE A TOMAR ALGO Y REGRESAR EN LA MADRUGADA. Es de las actividades más comunes que se realizan, ¿regresar sola caminando? Es posible, probablemente existan personas que te topes en el camino con un nivel de alcohol elevado diciendo algunas cosas incoherentes, pero es menos probable que algún carro baje la velocidad para tomarte y llevarte en él sin saber tu paradero.

Aún con todo ello, muchas mexicanas seguimos conservando conductas precavidas para evitar situaciones incomodas. Cada día intento despegarme de ello pero es difícil cuando la mitad de tu corazón y de tu mente está en México. Te invito a que reflexiones la próxima vez que quieras responsabilizar a una mujer que ha sido víctima de violencia o feminicidio. Recuerda que la culpa no es de la ropa, ni de dónde estaba ni de cómo se encontraba. 

Ultimas noticias