viernes, septiembre 24, 2021

Diseño de Imagen: El vestuario de un clásico

Por: Yazmín Zúñiga/PR & Image Consultant

Cenicienta es un cuento que ha pasado de generación en generación y para ello se han realizado diferentes adaptaciones. Además de la versión animada de Disney, mundialmente conocida y aplaudida, seguro viste alguna que llamó tu atención o que se proyectaba en el cine durante tu etapa de adolescencia. Sí, cuando los filmes se estrenaban únicamente en las salas cinematográficas.

Sin duda los tiempos han cambiado y ahora plataformas como Amazon Prime o Netflix, tienen la capacidad de producir su propio material para hacerlo exclusivo a sus suscriptores. Así ha salido la última versión de Cenicienta, con Camila Cabello como protagonista. Cada equipo detrás de cualquier puesta en escena, también otorga su toque especial. Es por ello que considero importante abordar y dar crédito a algunas adaptaciones; para empezar debemos identificar que el vestuarista es elegido por el productor o por el director de una película, y es el encargado de una gran responsabilidad: crear el look de los personajes, tomando en cuenta el desarrollo de su personalidad a lo largo de la historia así como el estilo y ambiente de la época. 

POR SIEMPRE CENICIENTA: Danielle, interpretada por Drew Barrymore fue la primera Cenicienta en mostrar paso firme a no esperar un príncipe que le solucionara sus problemas. Además tuvo como vestuarista a Jenny Beavan, conocida por su poner una dosis de fantasía en cada uno de los trabajos que realiza, (Cruella, MadMax, Ana y el Rey). En la película, el vestido que usa Danielle para asistir al baile, es el que su madre llevó cuando se casó,mientras que las enormes alas fueron creadas de último minuto por Leonardo Da Vinci, quién con este gesto hace el papel del hada madrina en el filme. Como dato curioso es interesante saber que la película se sitúa en una Francia Renacentista pero la vestimenta tuvo mucha influencia de lo que se usaba en Italia durante el siglo XVI. 

LA NUEVA CENICIENTA: Hillary Duff encarna a Sam, una adolescente explotada por su madrasta y hermanastras, teniendo a una compañera de trabajo como su hada madrina y a un celular perdido en vez de una zapatilla de cristal . Y aunque no es el mejor ejemplo en cuestión al vestuario, no podría hacerla a un lado. El  mensaje de nunca darse por vencida y míticas frases como  “No dejes que el miedo a perder te impida jugar” o “Esperar por ti es como esperar que llueva en medio de esta sequía: inútil y decepcionante”, hace que la emoción gane a la objetividad. Además ¿quién no ha querido ponerse al menos una vez en la vida un gran vestido esponjoso para ir a un baile? Cabe mencionar que la idea original de Denise Wingate, la vestuarista, iba más enfocada a una silueta arriesgada, con diferentes capas de tela y mucho color pero al final optó por un clásico vestido de Monique Lhuillier en color blanco, acompañado de un antifaz que fue elegido entre 12 propuestas.

CENICIENTA (Live Action): Aquí Lily James fue la encargada de dar vida al personaje de Disney, tomada de la mano de Sandy Powell, reconocida vestuarista en el mundo cinematográfico. Si viste “Entrevista con el Vampiro” o “Shakespeare Enamorado”, sabes de qué hablo. Los zapatos de cristal fueron elaborados con piedras Swarovski y  en cada personaje se encuentra aplicada la psicología del color en su máxima potencia.  De hecho es una característica del extraordinario trabajo de esta vestuarista.

¿Cuál ha sido tu favorito? Nos leemos el próximo viernes. 

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado