viernes, septiembre 17, 2021

DINOSAURIOS: Vivir la experiencia 27 años después…

Dinosaurios forma parte de la infancia de muchos de nosotros; era esa serie que reflejaba, en tono de comedia, la vida en una era prehistórica de la tradicional familia de clase media, compuesta aquí por los Sinclair, realizando actividades muy de la cultura pop similar a la de la sociedad de los años noventa en EU. Emitida entre 1991 y 1994, la serie fue producida por Michael Jacobs Productions y The Jim Henson Company, y por fin, para todos aquellos que teníamos el deseo de revivir aquellos capítulos que nos conquistaron, hizo su arribo a Disney+ con sus 4 temporadas.

El gran atractivo, el enorme carisma de sus personajes principales : Earl Sneed Sinclair, padre de familia obeso que trabaja como derribador de árboles en la empresa PorqueYoLoDigo, una corporación presidida por el señor Richfield al que tanto teme; Francine Philips Sinclair, esposa de Earl y madre de sus hijos; ama de casa y siempre está preocupada por su familia; Robert Mark Sinclair, el mayor de los tres hijos, rebelde y amante de cuestionar las antiguas tradiciones de los dinosaurios; Charlene Sinclair, la hija mediana, materialista y preocupada por su imagen; y el consentido de todos y al que debemos querer, Bebé Sinclair, caprichoso, latoso y que le pega con una sartén a su “no la mamá”.

LO BUENO: Gran impacto nos llevamos aquellos niños que ahora somos adultos y que acabamos de vivir la experiencia de estos episodios, al descubrir que se trata de una serie muy adelantada para su época, abordando una enorme cantidad de temas que van desde los típicos problemas familiares, románticos, políticos y sociales, pasando por los que en aquel tiempo no entendíamos como situaciones laborales, el machismo, de despertar sexual, líos matrimoniales y económicos, hasta homosexualidad, homofobia, el abuso laboral, el empoderamiento femenino, la igualdad, los derechos, el fanatismo, el consumo de drogas, las leyes de la vida y elección de profesiones, todo envuelto en un marco de amor y valores familiares que son el motor de la historia, provocando en nosotros enormes carcajadas y nunca faltando al respeto en narración.

La calidad de las botargas hasta hoy en día continúan siendo de las mejores que podemos ver en la TV, sin la necesidad de los grandes efectos visuales como los conocemos hoy en día, se optaba por el movimiento mecánico, además de descubrir que estas se reciclaban para interpretar a todos los personajes secundarios, también muy pintorescos, fueran hombres o mujeres.

LO MALO: Al final se trató de una sátira y crítica al ser humano, a la forma en que nos comportamos y creemos que hacemos las cosas de forma correcta, nuestro trato hacia los demás, el cómo enfrentamos diversas situaciones y lo superficiales que llegamos a ser antes de darle la prioridad necesaria a lo que vale la pena.

Como todos sabemos, el destino de nuestros queridos personajes, nos llevó a un final verdaderamente triste en el que no fue necesario ver, de forma explícita, su destino, ya que en él se envió un poderoso mensaje para la humanidad, reflejo del nulo respeto hacia la naturaleza, ocasionando el agotamiento de sus recursos a favor de seguir desarrollando la tecnología sin medir las consecuencias para el planeta Tierra, provocándoles su extinción y que es hoy algo que realmente vivimos con el calentamiento global.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado