fbpx
Tuesday, May 11, 2021

DE MUJER A MUJER: No permitas que la amargura eche raíz en tu vida

Por: Emma Vera Cruz

Las personas contentas, satisfechas, plenas, felices, son aquellas que han aprendido a vivir su mejor vida ahora, viven el momento al máximo y de esta manera mejoran su futuro y tú puedes hacer lo mismo, tú puedes gozar de tu mejor vida ahora, sin importar donde te encuentres o sea cuales sean los desafíos que estás enfrentando.

Mucha gente vive de una mala imagen de sí misma, viendo siempre lo negativo, sintiéndose inferiores e inadecuados, siempre teniendo alguna excusa que no los deja estar contentos, otras posponen su felicidad con pensamientos como estos: “algún día las cosas mejoraran en mi vida”, “algún día me pondré al día en mi trabajo para hacer memorias con mi familia”, “algún día ganaré más dinero y no tendré que preocuparme de cómo tendré que pagar mis cuentas”, “algún día mejoraré mi condición física”, “algún día tendré una mejor relación con Dios y gozaré más de su bondad”.

Hoy es el único día que tienes, ya que no puedes hacer nada respecto al pasado, y no sabemos qué va a pasar en el futuro, pero podemos vivir y desarrollar todo nuestro potencial en el presente. A todos nos suceden cosas injustas, es parte de la vida; cuando estamos dolidos podemos tomar la decisión de no soltar ese dolor y volvernos personas amargadas o podemos decidir dejarlo ir y confiar en que Dios nos recompensará.

Existe una estadística, donde dice que de 7 a 10 personas que tú conoces están enojadas por alguna razón y esas no incluyen a las personas con las que te cruzas en la calle. Muchas veces las personas que están escondiendo enojo ni se dan cuenta de eso, pero están envenenando sus propias vidas, no estamos lastimando a las otras personas cuando no perdonamos, no le estamos causando problemas a la persona que nos trató mal, no estamos lastimando a Dios, solo nos estamos lastimando a nosotros mismos. Si deseas vivir tu mejor vida ahora, tienes que aprender a perdonar, aprende a soltar las heridas y el dolor del pasado y no permitas que la amargura eche raíz en tu vida.

Una raíz no se puede ver, está muy profunda en la tierra, pero de esto puede estar seguro: una raíz amarga dará frutos amargos, si tenemos amargura en nuestro interior afectara cada área de nuestra vida, muchas personas intentan mejorar su vida tratando con el fruto externo, hacen la lucha de cambiar malos hábitos, malas actitudes, el malhumor o personalidades negativas y amargas, están tratando con el fruto de su vida, queriendo cambiar esas cosas y eso es algo noble, pero la verdad es que si no llegan a la raíz del asunto, nunca podrán cambiar el fruto, porque mientras esté creciendo una raíz amarga por dentro, aquel problema persistirá y surgirá vez tras vez.

Tal vez logres controlar tu comportamiento por un tiempo, o consigas mantener una buena actitud por un corto plazo de tiempo, pero alguna vez te has preguntado ¿Por qué realmente no logro ser libre de esto? ¿Por qué no puedo superar ese hábito destructivo?, es porque tienes que ir más profundo, tienes que descubrir porque estás tan airado, porque no tienes buenas relaciones con otras personas, porque siempre estás tan negativo, porque tengo una baja autoestima; si te escudriñas y logras llegar a la raíz, entonces podrás tratar con el problema, conquistarlo y comenzar a cambiar de verdad.

No significa que tendrás que vivir cada experiencia negativa, recordando todas las memorias dolorosas del pasado, de ninguna manera, pero sí, debes examinar tu corazón, para asegurarte que no tienes ira o falta de perdón dentro ti mismo, si  tienes áreas de tu vida donde constantemente estés luchando, tratando de cambiar, pero sin éxito, necesitas pedirle a Dios que te muestre que está impidiéndote  ser libre en esa situación; si Dios trae algo a tu mente, trate con eso inmediatamente, tenga la disponibilidad de cambiar y no permitas que los venenos del pasado sigan contaminando tu vida.

En ocasiones, en lugar de perdonar rápidamente soltando las heridas y el dolor del pasado quietamente enterramos ese dolor en lo más profundo de nuestro corazón y nuestra mente, no queremos hablar del asunto, ni queremos pensar en él, queremos ignorarlo y esperar que desaparezca; pero no pasará, así como los cerdos fueron atrapados debajo del agua un día esa contaminación amanecerá en tu vida y será un desastre, te causará aún más dolor y tristeza.

Perdona a las personas que te hayan lastimado, perdona al jefe que te trato mal, perdona al amigo que te traicionó, perdona al padre que te trato mal cuando era niño o niña, deshazte de todo aquel veneno y no permitas que crezca más profunda esa raíz de amargura y continúe contaminando tu vida.

Bendiciones

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado