fbpx
Síguenos en:
.

Sociales

DE MUJER A MUJER

Publicado

en

Ámate a ti misma

Por: Emma Vera Cruz

No hace tanto tiempo, la mujer que a partir de cierta edad no tenía pareja llevaba colgado el estigma de “la solterona”. Con los hombres, la sociedad era más benévola, pero igualmente un “solterón” se consideraba un tipo raro y excéntrico.

Hoy en día, los solteros de ambos sexos abundan por varios motivos. El aumento de divorcios que devuelve a muchas personas a la soltería es uno de ellas, pero también se percibe un cambio de mentalidad: ya no nos conformamos con un amor a medias. Los hombres no necesitan a una mujer que les cuide, del mismo modo que las mujeres de hoy en día no necesitan a un hombre que las mantenga. Eso nos vuelve, a todos, más exigentes y hasta más intolerantes con el sexo contrario.

Cada persona, en fin, tiene sus razones para estar soltera. Pero una vida sin pareja no debe considerarse menos válida, aunque las revistas del corazón todavía utilicen expresiones como “no ha logrado rehacer su vida” para referirse a quienes optan por la soltería después de una relación que termina o un divorcio. Lo cierto es que tu vida la “haces” tú día a día, puesto que tú eres la única persona que te acompañará hasta el fin de tus días. Por eso es tan importante aprende a ser feliz contigo misma.

Además, paradójicamente, cuanto más feliz eres en tu propia compañía más probabilidades tienes de atraer a una pareja excepcional. Una mujer que se conoce a sí misma, que disfruta estando sola o acompañada, que sabe lo que quiere y no se enreda en relaciones tóxicas solo para no estar sola… esa mujer es una verdadera joya, y encontrará tarde o temprano a un hombre que sepa apreciarla.

Ten una vida. No pongas tu existencia entre paréntesis hasta que encuentres a “la persona adecuada”. Imagina que nunca aparece. ¿Querrías desperdiciar todos los años que te quedan? ¡Qué triste! Aquí y ahora, cultiva tus aficiones y amistades, cuida tu imagen, ten inquietudes. En una palabra: vive. No dejes de hacer las cosas que deseas solo porque no tienes pareja. Constrúyete una vida rica y apasionada y deja que pasen cosas.

Acepta tus sentimientos. No te avergüences por estar soltera ni finjas ser autosuficiente. Si te gustaría tener pareja, díselo a las personas de tu entorno. Nunca se sabe si una de ellas te puede presentar a alguien especial. Y si te sientes feliz estando sola tampoco deberías sentirte incómoda. Seguramente te educaron para creer que no te sentirás realizada a menos que tengas pareja. Por suerte, los tiempos cambian y los moldes se rompen gracias a las personas valientes.

 Mantén el equilibrio. Tan nocivo es lanzarse a la búsqueda desesperada del amor como renunciar a él y volcarse en el trabajo, la familia o las compras. La actitud más sana consiste en estar abierta a conocer a alguien pero sin dejar de hacer planes y organizar tu tiempo contando únicamente contigo misma y con tus seres queridos.

Sabe por qué estás sola. ¿Es por qué quieres? ¿Por qué te has resignado? ¿Tienes miedo a sufrir o crees que nunca encontrarás a alguien que merezca la pena? Es importante que sepas en que punto te encuentras, porque eso influye en las personas y situaciones que atraerás. No es lo mismo estar felizmente soltera porque prefieres el “mejor sola que mal acompañada” que estarlo por miedo a que te vuelvan a hacer daño.

La mujer ideal. Seguro que tienes una idea de cómo sería tu hombre ideal y podrías hacer una lista de sus virtudes. Bien. Ahora piensa que a esa persona le ocurre lo mismo. Así que ¿eres la mujer ideal de tu hombre ideal? Si no, revisa tus creencias y costumbres para convertirte en esa mujer maravillosa.

Y así me despido agradeciendo como siempre sus comentarios y espero todo esto le sea de utilidad para llevar una Vida plena, realicen ejercicio, piensen positivamente y disfruten de la vida que es maravillosa.

Dios Te Bendiga

Emma Vera Cruz