fbpx
Síguenos en:

Sociales

DE MUJER A MUJER

Publicado

en

“SOLTERÍA y “FELICIDAD”

Por: Emma Vera Cruz

Al hablar de soltería debemos estar conscientes de que una mujer es soltera desde su nacimiento hasta que se casa. Es decir, no hay una edad cuando se comienza a ser soltera. Claro ¡no te voy a decir que las solteras tememos las mismas necesidades a los 10 años que a los 40 o 50! Afirmar eso sería iluso de mi parte.

¿Es posible ser soltera y ser feliz? No es fácil de contestar si no definimos “SOLTERÍA y “FELICIDAD”.

Por otro lado, ser soltera es una circunstancia como cualquier otra en la vida. Es decir, tiene ventajas y desventajas, necesidades y satisfacciones, tristezas y alegrías, tensiones y realizaciones.

En una ocasión, al ir caminando, se me ocurrió que ser soltera se podía comparar, hasta cierto punto, con el hecho de “caminar sola”. Te voy a decir porque, primero pensé. El hecho de caminar sola es una situación que se da por circunstancias fuera de nuestro control, ¿y por qué no? Por propia voluntad, a veces nos gusta caminar a solas, otras no y anhelamos profunda y desesperadamente que alguien nos acompañe. Hay ventajas como el tener liberad de elegir el camino y lugar al cual queremos ir, o escoger el ritmo de paso más cómodo para nosotras. Podemos, En un momento dado cambiar de rumbo y nadie nos lo impide; contemplar, sin presión, una cosa que nos agrade, o hablar, sin prisa, con algún conocido que encontremos. Podemos hacer lo que deseamos sin necesidad de consultar con alguien que probablemente no estaría de acuerdo.

Por supuesto, también tiene sus desventajas: como no poder compartir las impresiones que vamos obteniendo en el camino; no tener a alguien para acompañarnos a lugares especiales; no escuchar un punto de vista diferente al nuestro, no tener una ayuda especifica si se nos presenta dificultades y eso es lo que nos frustra o nos hace caer en depresión y sentir esa soledad que duele en el silencio de nuestra habitación y qué decir de un día familiar en donde no encajamos con la sociedad.

Entonces ¿porque la soltería es considerada como algo extraordinario? ¿Es en verdad tan terrible que debemos de huir de ella si queremos ser felices? este es otro concepto que debemos definir y analizar para poder contestar tu pregunta

“La felicidad es algo que mientras más se lucha por alcanzar, más se escapa”. Esa afirmación es verdad, no porque la Felicidad no se pueda experimentar, si no por el concepto equivocado que hay acerca de ella.

Para la mayoría, la felicidad es una meta cuyas características son: ausencia de problemas, tristezas, tensiones, desilusiones, dolor y todo aquello considerado como negativo. En realidad, es que muchas de esas cosas, desde cierto punto de vista, son sumamente positivas y contribuyen a apreciar la verdadera felicidad. ¿No has tenido la experiencia de un problema o un dolor ha sido grandemente positivo y benéfico porque te estímulo para lograr algo realmente valioso? ¿O por haber obtenido una bella cualidad en tu carácter? ¿O porque te ayudo a comprender y amar a los demás? Para mí, la felicidad no es una meta estática a la cual debemos llegar, sino un proceso dinámico que constantemente está a nuestro alcance. Es decir, no es un “hasta que haga u obtenga esto o aquello” si no un continuo disfrute y aprecio de lo que el presente nos ofrece, dando siempre gracias a Dios por todo.

Por consiguiente, el arte de ser feliz debe de ser aprendido, no sólo por las solteras, si no por todos los seres humanos.

Esta arte no es fácil, ya que nuestro egoísmo es tal, que nos permite olvidarnos de nosotros mismos, que es el primer paso para llegar a ser felices. Nadie puede llegar a ser realmente feliz si no se olvida un poco de sí mismo y se dedica a pensar en los demás y encontrar la forma de ayudar en sus necesidades.

Quiero terminar diciendo que la respuesta a la pregunta es un definitivo “SI”. Sí podemos ser solteras y felices, pues el ser soltera es una circunstancia como cualquier otra y, el arte de ser feliz no tiene requisitos que no poseamos las solteras. Sólo necesitamos decidirnos a ser “Solteras Felices” hasta que Dios decida hacernos “Casadas Felices”, o hasta que él nos llame a su presencia para disfrutar felicidad inigualable.

No está la felicidad en vivir, sino en saber vivir. – Diego de Saavedra Fajardo.

“LA GENTE MAS FELIZ ES AQUELLA QUE PASA LA MAYOR PARTE DEL TIEMPO EN UN ESTADO DE PERMANENTE FLUIR” (MIHALY CSIKZENTMIHALYI)

Dios te bendiga

Emma Vera Cruz