fbpx
Síguenos en:

Sociales

DE MUJER A MUJER

Publicado

en

Aprendiendo en el desierto

Por: Emma Vera Cruz

La palabra desierto es frecuentemente asociada con aridez, soledad, peligro, es sin lugar a duda un sitio en el que un viajero desprevenido puede experimentar momentos de profunda necesidad.

Es en los desiertos donde los problemas, las crisis, la soledad, la incomprensión parecen ser más fuertes que nunca antes en la vida, cuando somos llevados al desierto llegan a nuestra vida días en los cuales deseamos hallar refugio, pero no lo encontramos, es el desierto donde la felicidad que acompaña la relación con nuestro Señor es puesta a prueba en medio del silencio, la lucha y el temor. Es en los desiertos donde experimentamos   en nuestro corazón una profunda necesidad del toque sobrenatural de Dios para poder seguir adelante.

EL DESIERTO, LUGAR PARA OÍR A DIOS

“Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón” Oseas 2:14

La primera persona interesada en que atravesemos desiertos espirituales es Dios, el versículo afirma que Él nos atrae, nos hace ir en pos de su presencia para posteriormente llevarnos al desierto.

El Señor permite en los desiertos espirituales momentos que desafían nuestra fe para que nos demos cuenta que la única fuente de nuestra provisión es Él. Es en esos momentos cuando   nadie entiende o comprende por lo que estamos pasando cuando debemos cavar profundo y profundizar nuestra comunión con Dios.

Si atraviesas hoy uno de esos desiertos, no reniegues, no confíes en tus fuerzas, guarda silencia ante Dios y escúchalo, Él tiene mucho que decir a tu vida.

Recuerde que las exigencias nos hacen fuertes, aquel que se toma de la mano de Dios y afronta las batallas de hoy, será el que sea aprobado en el mañana.

Si bien es cierto Dios conoce todo lo que hay en nuestro corazón el utiliza todo tipo de circunstancias para revelarnos a nosotros mismos lo que verdaderamente somos.

El desierto es un lugar tan inhóspito, tan duro, tan ardiente y seco que es allí donde Dios nos hace sentir el deseo real, sincero y firme de buscarle y conocerle.

Por dura que sea la prueba, por difícil que sea hoy su situación económica, su situación familiar, por fuerte tu sustentador, no lo dejara olvidado, no te dejará caer del todo, está a tu lado simplemente observando, pero cuando tenga que mover su mano de poder para librarte lo hará, Él es fiel.

Si hoy la prueba sobre tu vida parece ser muy grande, si las circunstancias se te han tornado adversas, si hoy tienes muchas preguntas, muchos porqués muchos cuándos, si hoy te siente desfallecer a causa de la adversidad o la tentación; te ánimo y exhorto a que no te rebeles, Dios tiene un plan maravilloso para tu vida, Dios tiene bendición para ti.

Jesús se acuerda de ti, te tiene en su mano. Y tiene planes maravillosos que desea llevar a cabo en tu vida.  No te rindas, recuerda, Dios al que ama disciplina.

Dios Te Bendiga

Emma Vera Cruz