fbpx
martes, enero 26, 2021

CRÍTICA: Yo, adolescente

Le has preguntado a tu amigo, amiga o familiar, ¿cómo estás?, ¿cómo estás de verdad?… Es el año 2005, donde no existían los celulares modernos y las convivencias aun eran físicas; hagamos un viaje a Buenos Aires para conocer la vida de Zabo, un chico al que podríamos catalogar como especial; puede que resulte común para algunos, pero para él, ese año representa lo más importante en cuestión de experiencias vividas, en donde el sube y baja de sus emociones estaban a flor de piel y en el que siente una extraña molestia hacia la vida, a la cual decide enfrentar para descubrir sus gustos, valorar a cada uno de sus amigos y seguir pese al dolor oculto que habita en su interior por la pérdida de uno de sus mejores amigos.

Él está sentado frente a su computadora, escribiendo lo que ha experimentado: soledad, duda, depresión, saber si es o no gay, preguntándose qué es lo que quiere, pero, principalmente, tratando de encontrarle sentido a estar vivo, a despertar y tener la oportunidad de existir, porque eso ha sido algo que lo ha acompañado, la idea de no existir más; es un adolescente y debe aprender a pedir ayuda a tiempo, a no ahogarse, a no derrotarse; a esa edad se siente la necesidad de gritar, a esa edad se siente con el corazón.

Un año en la vida de Zabo, un adolescente de 16 años, desde la tragedia del boliche Cromañón (donde más de cien jóvenes murieron en un incendio), a partir de la cual los jóvenes se quedaron sin espacios, teniendo que crearlos. Tras el suicidio de su mejor amigo, comienza a descargar todo en su Blog: La falta de interés de sus padres, los errores sexuales que va cometiendo en el camino, su identidad y el sentir que falla y aleja a todos a su alrededor, una vida que parecería normal pero que por dentro es un mundo de tormenta en esta cinta dirigida por Lucas Santa Ana y que destaca por la actuación que nos brinda su protagonista interpretado por Renato Quattordio.

Esta cinta de Netflix, basada en un hecho real, nos invita a la reflexión, puede que su producción no sea de la más alta calidad bajo los estándares a los que estamos acostumbrados, pero el corazón que aquí se muestra por parte del elenco es importante, existe ese sentimiento entre todos ellos sin necesidad de permanecer juntos en pantalla, girando alrededor de ese chico desorientado, aquel que todos los días trata de ser fuerte ante el dolor, entendiendo que el peor crimen que puede existir es fingir estar contento cuando no lo está, que si quiere estar vivo, debe estarlo por él y no por aquellos que no lo queremos ver muerto.

Recibe las últimas noticias en tu correo:

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado

Galaxia: Desde el Vagón del Tiempo

Richmond Hill, Ontario, Canadá HEMOS PERDIDO LA CAPACIDAD DE ASOMBRO Una innegable verdad de la época que estamos viviendo es la que señala que hemos perdido...

Películas en casa: LA MALDICIÓN DE BLACKWOOD

https://www.youtube.com/watch?v=TwHoY2dVZLE Cinco adolescentes problemáticas son enviadas al internado Blackwood, donde tendrán que acogerse a un programa experimental de enseñanza que imparte la enigmática Madame Duret...

LA SOCIEDAD ORIZABEÑA

Causa de Canonización de la Madre Martha Christlieb Ibarrola Por: Kathya Fadanelli/Colaboradora A 18 años de haber iniciado la aventura: “La Causa de Canonización de la...