fbpx
Síguenos en:
.

Cinéfilos

CRÍTICA: TOY STORY 4

Publicado

en

Por: Mario E. Durán/Cinefilos

Ligeramente podemos sentir esta cuarta entrega como algo innecesario, no porque no valga la pena, sino por el excelente final que le dieron a la historia de 2010 que fue un cierre adecuado para las cintas de 1995 y 1999 que resultaron todo un suceso para chicos y grandes.

No me dejarán mentir, pero es imposible no sentir aprecio y cariño por cada uno de los juguetes que se volvieron parte indispensable de nuestras vidas, ya que “Toy Story” es de esas historias que conectan con las audiencias de forma correcta por su frescura y el carisma de cada personaje.

Como todos sabemos se anunció una cuarta entrega y en automático las expectativas fueron muy altas por parte de todos y me atrevo a decir esto: No supera a la anterior.

El sheriff Woody y el miembro del Comando Estelar Buzz Lightyear, junto al resto de la pandilla de juguetes, están a punto de hacer un viaje familiar por carretera con Bonnie, su actual dueña. Pero cuando aparece Forky, una manualidad hecha por Bonnie convertida en juguete en su primer paso a la escuela, empiezan los problemas. Forky, que es un tenedor-cuchara, no se siente como un juguete, y por eso Woody quiere ayudarle a descubrir la importancia de ser el juguete de una niña. Claro que todo se complica cuando este personaje tan peculiar salta de la autocaravana en la que viajan, y Woody sale en su busca.

Tener a todos los personajes de vuelta resulta nostálgico, y en esta aventura por carretera descubrirán lo grande que puede ser el mundo para un juguete, aquellos que son los responsables de dar amor, compañía y gratos momentos de diversión a los niños, solo que aquí la historia no girará en torno de todos los personajes y se centrará en tres de ellos: El nuevo personaje (qué a veces desespera por su terquedad y del que no nos queda muy claro por qué cobra vida), Woody (que vuelve a ser el centro gracias a sus filosofías), y Bo Peep, que hace su regreso y desde los primeros minutos nos remontan al tiempo en que aún Andy era un niño y nos explican su ausencia y el desprendimiento que esta chica tuvo con su dueña (la hermana de Andy), acto seguido (con canción incluida de fondo, la ya tradicional “Yo soy tu amigo fiel”) es como inicia esta aventura que en realidad no presenta sorpresas, porque por momentos es demasiado predecible (en especial al identificar a sus villanos que no resultan ser tan villanos), pero es tal la cantidad de momentos cómicos, honestos y frescos que presenta, que por completo nos hace olvidar que el hilo conductor no es tan atractivo dentro de esta cuarta entrega que ahora dirige Josh Cooley, quien debuta en largometrajes.

Atención especial se lleva el lado emocional, que aún sin ser tan fuerte como en la anterior, está presente, y es donde descubrimos algo que si le podemos aplaudir a esta entrega y eso es que ha llegado el momento de madurar por parte de los juguetes: Woody y Buzz Lightyear sin duda transmiten su gran amistad, Bo Peep ahora es más fuerte e independiente, además se ha convertido en una guerrera; Jessie junto a Tiro al Blanco continúan siendo inseparables (solo que aquí a la vaquerita le destacan su empoderamiento femenino), y con ellos continúan Rex, Tocino, el señor y la señora cara de papa y muchos más a los que se suman nuevos personajes que en lo personal, dentro de los trailers publicitarios, no se me hicieron tan atractivos, pero dentro de la película se roban las risas de todos (en especial ese par tan dispar que conocen en la feria).

No podemos negar que la calidad de animación es excelente y la aventura se respira a cada momento, pero podrá ser que no cumpla con las expectativas de algunos, mientras que de otros será totalmente divertida e inolvidable.

Spoiler: En lo personal el final logrará comentarios divididos, para mi fue correcto, ya que es un reflejo de madurez pero ahora no de los humanos, sino de estos personajes que deben entender que no siempre vivirán para ser los indispensables de algún niño, descubriendo que ellos también pueden existir de la forma en que menos lo imaginaron, dentro del mundo exterior, dejando abierta la brecha para continuar con la saga si es que logra el éxito esperado en taquilla, algo que seguro hará.