fbpx
Síguenos en:

Sociales

Crítica: THE THING ABOUT HARRY

Publicado

en

En su momento me identifiqué demasiado con la historia de “Yo soy Simón”, la cinta que fue adaptada del que hoy es uno de mis libros favoritos y que me logró cautivar por su honestidad, ya que es bueno ver como hoy en día temas Gay han sido abordados sin tanto tapujo, lejos del drama de antes y llevando en la piel personajes tan frescos y bellamente retratados al momento en que demuestran su preferencia sexual, y así como esa cinta, “The thing about Harry”, llega con un toque igual de actual en su historia, enfocándonos en que todos podemos tener mil y un maneras de búsqueda y al final de cuentas queremos llegar a lo mismo: ser amados por alguien así como nosotros podamos quererlos también.

Allá afuera, muchos son los que tienen ese mismo objetivo en la vida, pero así como existe esa ilusión, existe el miedo, porque es entregarnos, es esperar, es planear, es respetar, pero principalmente es comprender. Creer en el amor hoy en día puede ser difícil, pero depende de muchas cosas el que esto no sea visto con tanto detalle, porque aun cuando exista una lista de las cualidades que deba tener esa otra persona, cuando te llega, ni cuenta te das y simplemente comienzas a dejarte llevar, además recuerda algo importante, esa otra persona no tiene por qué cambiar.

Sam es un joven gay que se ve obligado a compartir un viaje en coche con Harry, un deportista popular que fue su enemigo en la escuela secundaria, esto con la finalidad de satisfacer la petición de una amiga que está por casarse; pero cuando Sam se entera de que Harry tiene un gusto por las mujeres, pero también por los hombres, surge la posibilidad de un romance.

Sam es un chico muy especial, con sentimientos y que ha tratado de encontrar el amor en el andar de su vida, pero solo se ha topado con pasajeros que al final lo dejan con el corazón roto; mientras tanto Harry no en totalidad se encuentra definido, por lo que comete una serie de errores al estar al lado de una persona que sin querer comenzó a sentir algo por él y que de alguna forma, por sus comentarios o su vida un cierto descontrolada y nada estable, fractura lo que se estaba convirtiendo en una bonita amistad, mostrando abandono.

Sam cree que cuando existe amistad y se busca dar el paso a una relación, en automático hará en mil pedazos la unión que tenían, porque de no existir química, no podrán continuar siendo amigos; así como él, existe el pensar de muchos, por lo que solo dependerá de la otra persona el que esta idea quede descartada y se demuestre totalmente lo contrario.

Esta cinta que fue realizada para una plataforma encanta desde los primeros minutos, en especial por su historia y por su pareja protagonista que desde el primer momento logra buena química, cada uno con su propia personalidad y compartiendo momentos importantes con una serie de personajes secundarios que se respiran necesarios para la narración, en especial esa amiga que en el camino igual traiciona, pero que es reflejo de sus propias inseguridades.

Algo que me gustó es el salto en tiempos y años, en donde vemos cómo existe algún motivo que hace que Sam y Harry no puedan estar juntos, lo que de alguna forma hace que se conozcan más, que descubran la verdadera esencia del otro, hasta el grado de entender que los secretos no son buenos, que los caminos fáciles no son una opción y que, ante todo, debe existir amor, lo cual se ve reflejado en ese final, que pese a abordar un tema que ha generado actual polémica alrededor del mundo, en ellos se respira especial, bonito y esperanzador, puesto que hoy, lo que debemos hacer como seres humanos es no criticar, actuar y respetar, no hacer la guerra.

Me hubiera gustado ver esta historia como una cinta pensada para cine, porque tendría mayores detalles y más escenas que nos empaparan de la vida de estos chicos y sus amigos, además de un mejor presupuesto, porque es algo notorio su formato sencillo, pero no con eso quiero restarle importancia a esta cinta inclusiva que nos remueve varios sentimientos, que es emotiva, que nos hace suspirar y que será del agrado de aquellos a los que les gustan las historias rosas dentro de este mundo actual tan dañado que tenemos.

Puede que ellos te vean como un fenómeno, como alguien que no cumple los requisitos o que solo te desean como algo pasajero, puede que dejen de tener tiempo para ti, que los mensajes comiencen a faltar y que las visitas ya no sean frecuentes, pero recuerda, todo siempre pasa por algo, y lejos del dolor que puedas experimentar, y de la lágrimas que puedan llegar, ten en cuenta qué tanto dejaste en ellos, porque tarde o temprano se acordarán de ti, de lo importante que siempre fueron ellos para ti, de lo constante en tus atenciones, tus cuidados, tus concejos y tu compañía, algo que sin duda nunca podrán encontrar en otra persona y que solo quedará como un buen recuerdo.

Tarde o temprano esas almas pasajeras regresan, bien puede ser para iniciar algo que quedó pendiente, o para finalmente decir adiós… Claro, siempre está la posibilidad de imaginar y lograr un final feliz, porque qué creen, aun soy de aquellos que cree en el amor.

Para más críticas ingresa en Facebook: CinefilosMD