fbpx
Wednesday, May 12, 2021

Crítica: TENET

Sí, termina la película y uno en automático comienza a hacer su propio análisis para tratar de entender qué es lo que vimos, buscando entender si el futuro que vemos en realidad es el pasado, o el pasado es el futuro, pero dónde queda el presente o es que ya estamos en ese futuro y por eso estamos haciendo lo que no habíamos logrado en aquel pasado, lo único que nos consta es que todo esto es con la finalidad de salvar al mundo y tratar de no dejar ninguna pieza suelta para que todo lo que vimos en este rompecabezas, valiera la pena.

En el mundo del espionaje internacional, un hombre (John David Washington) prefiere morir antes que entregar a sus compañeros. Tras conseguir superar esta difícil prueba, este hombre tendrá una importante misión: evitar una nueva amenaza mucho más peligrosa que la tercera guerra mundial. La clave será una sola palabra: TENET. Será entonces cuando tenga que hacer frente a un terrible villano (al que da vida Kenneth Branagh), un tipo que parece que puede viajar en el tiempo y mandar información al futuro. Ayudado por la mujer de éste (interpretada por Elizabeth Debicki), el protagonista, junto con personaje que le hace par (interpretado por Robert Pattinson), trama un plan para salvar la vida en la Tierra tal y como la conocemos.

Después de toda la polémica que se generó alrededor de la nueva cinta del director Christopher Nolan, “TENET” comenzó a llegar a algunos cines del mundo, ya que mucho se habló sobre lo valioso que resultaría verla en una sala con el sonido adecuado y la calidad visual, por lo que desafiando la pandemia mundial, el éxito o fracaso que esto pudiera generar, fue como comenzó a hacer acto de presencia y dar con ellos críticas encontradas sobre si en realidad es un trabajo que vale la pena: para mi no, a comparación de sus anteriores trabajos.

No es que la cinta no tenga su toque interesante, ya que sumamos su calidad de sonido y sus actores buenos, el detalle es que pareciera que a propósito fue creada para que de inicio no la entendamos y nos deje pensando por días posteriores; es una historia enrevesada, tiene la acción necesaria para buscar entretenernos durante casi dos horas y media, pero sus personajes fríos y sus explicaciones nos enredan más, no la hacen ser disfrutable y mucho menos es de aquellas que pasará a la historia como inolvidable; aquí debemos deducir muchas cosas como la causa y el efecto, situaciones que acontecieron y que vuelven a ocurrir, las armas invertidas resultan peligrosas porque pueden afectar el pasado, pero todo se va complicando, cuando algo se deteriora con el paso del tiempo.

Pero bueno, esa es la misión del director y a su público le encantan sus historias complicadas.

Artículo anteriorÁCIDO
Artículo siguienteReconocimientos al mérito cultural

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado