viernes, julio 1, 2022
InicioSocialesCrítica: SIN TI NO PUEDO

Crítica: SIN TI NO PUEDO

El cine mexicano reciente no ha resultado lo mejor debido a que las apuestas que realizan son comedias absurdas o terror mal logrado, pero me atrevo a decir que aún cuando mis expectativas eran muy bajas para este proyecto fusionado con España titulado “Sin ti no puedo”, el resultado me gustó principalmente por las actuaciones, la trama general, su fotografía, sonido y por abordar el tema gay con total naturalidad, pero que no logra ser memorable debido a ser predecible y presentar un final abierto a la duda.

David es un empresario de éxito que tiene una vida acomodada junto a su novio Álex, un atractivo instructor de gimnasio. Álex siempre ha querido ser padre y a menudo se plantea qué camino seguir para lograrlo… ¿Adopción? ¿Vientre de alquiler? Aunque David no quiere hablar del tema, las cosas llevan su ritmo y puede que exista la posibilidad de hacerlo. Todo sigue su curso hasta que irrumpe en sus vidas Blanca, la hermana de David con la que rompió toda relación tras un oscuro suceso del pasado, pero esta empieza una nueva etapa y se encuentra decidida a recuperar la única familia que tiene: su hermano David, por lo que será capaz de hacer cualquier cosa para que su hermano vuelva a aceptarla.

Un suceso que deja marcado el pasado de dos hermanos, la pérdida de sus padres en un misterioso incendio por el que Blanca fue encarcelada al ser la principal culpable, pero de lo que ella asegura no serlo; todo se complicó debido a encontrarse sumergida en las drogas, y es ahora cuando buscará aclarar el asunto tratando de acomodar las piezas de ese rompecabezas, buscando a personas que la puedan ayudar, ya que si bien ambos hermanos no extrañan a sus padres por haber sido violentos y despreocupados con ellos, el deseo por una nueva vida de Blanca le permitirá ir colándose en la aparente tranquilidad que tiene su hermano David y su actual pareja Alex, encontrando de paso un amor del pasado de ella que puede ser pieza cable y tratando de con vencer al abogado de su hermano para que reabra el caso.

Quien me conoce sabe que Maite Perroni no es mi actriz favorita, pero aquí se defiende y brinda una buena interpretación con un toque de misterio; en lo personal Mauricio Ochmann lo considero buen actor, y aquí en su papel demuestra las dos caras que puede llegar a tener un joven con mentalidad trastornada, pero desgraciadamente son demasiadas las películas donde participa y esto comienza a cansar un poco dentro del cine mexicano.

En cuestión de personajes secundarios cumplen su función, el ritmo que lleva la película es el adecuado y a la vez rápido y se agradece que la cinta no supera la hora y media de duración, por lo que todo se desarrolla de forma que vamos siendo parte de esas vidas perfectas que siempre tienen un oscuro secreto.

Ultimas noticias