fbpx
viernes, mayo 7, 2021

CRÍTICA: Mientras estés conmigo

El poder de creer, de ser fuertes aun cuando todo no se muestre de la manera positiva que hubieras deseado, que a lo mejor te lleva a romper tus sueños, a no lograr alcanzarnos, a quedarte en el camino siendo fuerte, que sabiendo que pese a lo difícil del momento existe la esperanza, es lo que de alguna forma te invita a experimentar la fe interna que te hace estar en paz.

En ese camino el poder de los seres especiales es el que te permitirá una mejoría, la familia, los amigos y ese ángel guardián que llega a tu vida para apoyarte, estar contigo y ser esa fortaleza que tanto necesitas para descubrir cuál es tu verdadera misión en la vida, aquella que se ha destinado para ti, dejando una huella en todos aquellos a quienes conociste, quisiste y amaste.

Jeremy conoció a Melissa y supo al instante que era el amor de su vida. Sin embargo, una enfermedad amenaza con separarlos para siempre. Jeremy aprenderá sobre la esperanza y el poder del amor a través de la música, en la que encontrará la voluntad para seguir adelante, de la mano de la fe en Dios.

“Mientras estés conmigo” es una cinta cristiana que lejos de manejar una religión específica, es una historia bien diseñada para agradar tanto a jóvenes como adultos, protagonizada por la sensación del momento K.J. Apa (Riverdale) y Britt Robertson; puede que la cinta resulte muy básica por el planteamiento de una terrible enfermedad (que ya se ha visto mucho desde “Bajo la misma Estrella”) y el amor repentino de una pareja de jóvenes que por azares del destino se conocen, pero el encanto de su pareja protagonista, que en pantalla hace magia, y las canciones que se interpretan, son lo que la hacen brillar, vaya, adoramos sentirnos empalagados con tanto amor inesperado que ligeramente nos gustaría vivir, y sea de paso, el saber que es una historia verídica que maneja la fuerza, el dolor, el apoyo familiar y el poder de la fe, la hacen una muy buena opción con el toque ideal de drama sentimental que sí, está garantizado, hace llorar porque sus actores aterrizan bien sus personajes, quienes junto a los seres a su alrededor, moldean la película de una forma bonita pese a sus pequeños detalles de errores en edición y su trama de principio algo increíble.

El elemento extra que se agradece fue ver a las personas reales de esta historia, quienes reconocen la conexión que tienen con Dios y lo agradecidos que están por el rumbo de mejoría que tomaron sus vidas. Agradable ver a una cantante de antaño interpretar a la mamá del protagonista, Shania Twain, quien físicamente luce muy distinta, pero que da buen apoyo a las difíciles situaciones que aquí se viven, donde la esperanza por momentos se ve perdida, pero la fe continúa. Los cines están de vuelta y esta es una de las películas que podrás encontrar en cartelera.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado