fbpx
Wednesday, May 12, 2021

Crítica: LOVE AND MONSTERS

¡La joyita que estábamos esperando y que ya necesitábamos! Vaya sorpresa que me llevé después de descubrir esta película, (recomendada en sus redes sociales por Tyler Posey, amigo del protagonista de esta y que ambos después de compartir créditos en la serie “Teen Woolf” tocó la casualidad de que estrenaran el mismo día, en línea, sus películas); por su poster pensaríamos que es de aquellas ridículas que pasan sin pena ni gloria, pero al final de cuentas resultó un acierto que cumple con su cometido de entretener, darnos muy buenas secuencias de acción, muy buenos efectos visuales (los monstruos están espectaculares en cuanto a diseño) y, de paso, darnos una historia de aquellas que resultan sin querer motivacionales y más para el estilo de vida que estamos llevando hoy en día.

Nos encontramos en un mundo post-apocalíptico. Joel Dawson (Dylan O’Brien, a quien recordamos por la trilogía “Maze runner”) es un joven que deberá luchar contra monstruos, con tal de reunirse con Aimee (Jessica Henwick), su amor de la escuela secundaria. El mundo ya no es lo de antes, perdió a sus padres en su intento por salvarse y ahora vive en un lugar en el que no del todo se siente cómodo y aceptado, escondido para poder sobrevivir; es por eso que toma la decisión de salir de su zona de confort y desafiar peligrosos animales mutantes, encontrando amistades inesperadas y también algunos enemigos, porque es ahí donde hará presencia “Boy” un perro que será de vital importancia en aquel lugar, un padre con su hija guerreros y una robot que te robará el corazón, en especial por la escena musical.

Esta comedia de ciencia ficción post-apocalíptica es producida por Shawn Levy, responsable de la popular serie “Stranger Things”, la cual desarrolló durante casi diez, e incluso tuvieron que cambiar de director en su momento, entrando Michael Matthews al quite, eso sí, con su presencia nos hace entender el porqué del buen resultado que se tiene entre los personajes al menos por el lado de calidad humana, tanto principales como secundarios, que de alguna forma nos permite identificarnos con ellos, pero sin lugar a dudas su protagonista y la buena química que tiene con el perro es inolvidable.

El desarrollo de la película es atractivo, tenemos varios momentos intensos y de adrenalina, y también nostálgicos, atractivos escenarios, y por el estilo que manejaron hacia su final, todo parecería indicar que tendremos una continuación.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado