sábado, julio 2, 2022
InicioSocialesCrítica: LLAMAS DE VENGANZA

Crítica: LLAMAS DE VENGANZA

 “Ojos de fuego”, allá por 1984, fue una película de terror, adaptación de la novela escrita por Stephen King que fue protagonizada por una naciente Drew Barrymore y que logró un éxito mesurado, y es ahora, en plena época de remakes ante la falta de ideas y la actualización de las historias, que regresa a la pantalla grande bajo el nombre “Llamas de venganza” ofreciendo así un tibio suspenso musicalizado muy al estilo ochentero y que cumple con entretener, más no con sorprender.

La cinta narra la historia de una chica con extraordinarios poderes que lucha para proteger a su familia y a sí misma de las siniestras fuerzas que quieren capturarla y controlarla. Andy y Vicky llevan más de una década huyendo en un desesperado intento de esconder a su hija Charlie de una oscura agencia gubernamental empeñada en aprovechar su poderoso don como arma. Andy enseñó a Charlie cómo dominar su extraño poder, desencadenado normalmente por la ira o el dolor.

Pero cuando Charlie cumple 11 años, el fuego es cada vez más difícil de controlar. Después de que un incidente inesperado en la escuela de la chica revela la ubicación de la familia, un misterioso hombre sale en busca de Charlie para hacerse con ella de una vez por todas, pero ella tiene otros planes.

Si señoras y señores, otro remake que como atractivo trae a Zac Efron en sus ahora papeles de adulto y que en realidad resulta ser una película solamente para fans del autor de la historia, ya que como sabemos, aún cuando se trata del maestro del terror, sus historias y adaptaciones no suelen ser las más tétricas que nos provoquen días sin dormir o lanzar gritos de miedo en la sala de cine, por lo que de todas sus tramas, esta podría ser de las más sencillas y de la que no era tan necesaria su regreso, algo que se ve reflejado al tener buenos efectos visuales, interpretaciones aceptables aunque un poco carentes de química, y que apuesta por fondos musicales con scores que hacen honor a aquella época en donde no precisamente necesitábamos ver de forma tan gráfica las muertes de los personajes y solo se limitan a dejar una idea de lo que ocurre en realidad.

Ultimas noticias