lunes, junio 14, 2021

Crítica: LA ÚLTIMA VIDA DE SIMÓN – Tour Francés 2020

¿Te imaginas tener poderes y utilizarlos en el mundo real? ¿Qué harías si se te presentara la oportunidad que tanto has deseado, pero no de la forma en que lo hubieras imaginado. El pequeño Simón fue abandonado al nacer y vive desde hace ocho años en un orfanato. Su sueño es encontrar una familia dispuesta a acogerlo, pero cabe aclarar que no es un niño como los demás, ya que tiene un poder secreto: es capaz de adoptar la apariencia de todas las personas que ha tocado.

Este año el Tour de Cine Francés está presentando cintas que abordan diversos géneros, aquí realismo mágico, cuál fantasía fresca en cuanto a su narración, alejándose por completo de cursilerías, dando algunas sorpresas en su guión y teniendo muy presente el drama y un trago amargo que se acompaña de la amistad y la diversión de unos pequeños, a quienes conocemos por medio de un prólogo en su primera parte y que de ahí da un salto a su tiempo de adolescentes, experimentando el amor y el rencor por la tristeza del pasado, acompañado de una tercera parte que incluye intriga policial donde el personaje principal salta de una identidad a otra para escapar.

El debut en la dirección de Léo Karmann es extraordinario, ya que además de cuidar que la historia en ningún momento caiga (por más increíble que nos parezca), presenta desde diversos puntos una situación complicada y la “solución” que trata de dar Simón (interpretado en la niñez por Albert Geffrier; y a los 20 años por Benjamin Voisin), todo esto como parte del recuerdo de aquella amistad que inició en una excursión del orfanato, donde se encuentra con Thomas y su hermana Madeleine, a quienes les comparte su secreto al acogerlo durante un fin de semana en su casa junto a sus padres. Sin embargo, durante una escapada al bosque, mientras jugaban, ocurre una tragedia y es donde el pequeño de 9 años tendrá que tomar las riendas de un plan a seguir para el resto de su vida (tomemos en cuenta su corta edad).

Las cosas comienzan a salirse de control, el amor hará que la verdad sea revelada no de la manera en que su protagonista lo hubiera deseado, pero el precio de las consecuencias deberá ser pagado.

Esta película es accesible para todo el público, da saltos en cuanto a años se refiere, está bien interpretada por su elenco, goza de efectos visuales respetables y ofrece una serie de temas que nos hacen cuestionarnos sobre quiénes somos y quiénes deseamos ser en realidad.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado