fbpx
viernes, mayo 7, 2021

CRÍTICA: Fuga de Pretoria

Daniel Radcliffe sin duda siempre será recordado por ser el protagonista de una de las sagas literarias más importantes y de mayor éxito en el cine: Harry Potter. El peso de haber formado parte de ese proyecto sin duda siempre lo acompañará, tal y como le ocurre a todos los demás actores que estuvieron en ella. Lo cierto es que ninguno logró otro éxito del mismo calibre, y medianamente han tenido presencia en películas de corte independiente, salvo Emma Watson y los inicios de Daniel, quien ahora solo realiza proyectos literalmente de bajo presupuesto o con temas que no resultan mucho del interés del público.

Claro ejemplo está en “Fuga de Pretoria”, la recién estrenada película de este actor en algunos cines de México que abrieron nuevamente sus salas al público, y en ella aparece junto al actor Daniel Webber, siendo un trabajo interesante y peculiar que se encuentra basado en la historia real de los luchadores por la libertad Tim Jenkin y Stephen Lee, quienes fueron encarcelados en 1978 por estar involucrados en operaciones secretas contra el apartheid. Ambos fueron acusados de “producir y distribuir 18 panfletos diferentes en nombre de organizaciones prohibidas”, incluido el Partido Comunista de Sudáfrica, el ANC y su brazo armado, Umkhonto we Sizwe, desde 1975 hasta 1978, así como de exhortar a la gente a unirse al movimiento de liberación.

Las interpretaciones de los personajes Jenkin y Lee son aceptables por parte de cada uno de los actores, y dentro de la historia se encontrarán acompañados por un preso, mientras deciden escapar de la Prisión de Máxima Seguridad de Pretoria. Con varios momentos de injusticias y ese cierto coraje que todos vivimos al ver una cinta de este estilo, lo más sorprendente es la forma en que logran escapar, todo como parte de esos meses de planificación, y en una carrera contra el tiempo que en cuestión trama se encuentra bien adaptada para hacer atractiva y no aburrida la película; la forma, el protagonista crea llaves de madera para las numerosas puertas de acero entre ellos y la libertad, sorprendente pero esto es basado en hechos reales.

Lamentablemente a la cinta le faltó un poco más de fuerza emocional (si la tiene en especial por las escenas del hombre que tiene el deseo de convivir nuevamente con su hijo) pero no es suficiente como para hacerla inolvidable.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado