miércoles, octubre 5, 2022
InicioSocialesCrítica: DESPAREJADO

Crítica: DESPAREJADO

Primera Temporada

No puedo negar todo lo que removió mis pensamientos y sentimientos la primera temporada de “Desparejado” de Netflix que vendría siendo como la “Sex and the city”. Todos sentimos la necesidad en algún momento de nuestras vidas de tener a alguien a nuestro lado para que se convierta en nuestro complemento ideal, pero en ese camino de búsqueda, existen tropiezos que deben ocurrir para hacernos llegar al espacio cómodo y en sintonía que tanto deseamos; aun cuando sabemos que la perfección no existe, se tiene la esperanza de encontrar a alguien compatible, pero hay situaciones que también nos llevan hacia una zona de confort, un cuento de hadas del que si salimos sorpresivamente, las cosas se pueden complicar.

Este drama con tintes de comedia muy fresca de ocho episodios, protagonizado por Neil Patrick Harris, gira en torno a Michael, un hombre normal y profesionista de la ciudad de Manhattan quien pensó que su vida era perfecta hasta que su pareja de 17 años lo toma por sorpresa al salir por la puerta la noche en que este le celebrara sus 50 años de vida. De la noche a la mañana, Michael tiene que enfrentarse a dos pesadillas: perder a quien creía que era su alma gemela y, encontrarse como un hombre gay soltero de unos 40 años en la ciudad de Nueva York con ideas “anticuadas” para las nuevas generaciones; con la llegada del duelo emocional, las miles de preguntas por saber qué ocurrió en realidad, y la presencia de sus grandes amigos quienes lo motivaran a dar vuelta a la página y encaminarlo a nuevas búsquedas, nuestro protagonista deberá aceptar su realidad y saber lo más importante: que es alguien que vale la pena y que no es el fin del mundo.

LO BUENO: La serie creada y producida por Darren Star y Jeffrey Richman tiene los elementos ideales para sentirse actual sin olvidar ese toque de antaño que nos gusta para aquellos que estamos por llegar a la mediana edad; los personajes sencillamente son encantadores y el reflejo de los temas van desde cuestiones emocionales, físicas y sexuales, hasta aquellas de desesperación por verse solo en el mundo, por no encontrar un rumbo definido y por aprender a valorarse como personas. La musicalización y el ritmo de los capítulos se siente agradable, pero es sin duda las interpretaciones las que motivan a rápidamente encariñarnos con los personajes y sus problemas, en un mundo de encuentros casuales por medio de las populares aplicaciones, donde pareciera que ya no existen sentimientos, pero no dejando de lado esa enorme necesidad de querer algo bien o aceptar que la soltería tampoco es un mal momento de vida, sino una etapa de la que puedes aprender, además de que cuando una relación se termina, tratar de superarlo lo más rápido posible.

LO MALO: Puede que las comparaciones con la popular serie de Carrie y sus amigas sea algo muy notorio, pero créanme, es tan grato el sabor de boca que nos deja con el final y la duda que queda en el aire, que necesitamos por completo una segunda temporada para ver qué ocurrirá con nuestro protagonista, quien al parecer ya ha superado el enojo después de varios desafortunados momentos de celos y angustias, y se ha permitido el entendimiento y aceptación, pero al parecer Colin, su eterno amor por 17 años, ya no está tan seguro de haber tomado la mejor decisión al haber notado un cambio en él; a esto sumaremos los problemas por enfrentar de sus amigos con sorpresivas enfermedades, apegos familiares y comportamientos que deben mejorar, más al habitar en el mundo de los 40 años de edad.

Ultimas noticias