fbpx
jueves, abril 22, 2021

Crítica: DESCUIDA, YO TE CUIDO

 “No hagas nada malo que parezca bueno”… Esa podría ser la frase que describa en totalidad la cinta dirigida por J Blakenson que ha resultado toda una sorpresa en Netflix y que se ha colocado rápidamente en el primer puesto de popularidad. El motivo: Es un thriller electrizante de aquellos que te hace estar en tensión desde el inicio hasta el final, y en el que ni cuenta te das que tú caminas de un lugar a otro por el mismo juego de emociones e impotencia que vas sintiendo, hasta el grado de no saber a cuál bando perteneces, si al de la mala o al del malo (interpretado por Peter Dinklage).

“Soy una oveja o soy una leona. Soy una depredadora o soy la presa. Sé cómo ganar dinero o cómo ganarme a las personas… ¿Qué estás dispuesto a sacrificar para alcanzar tus sueños?

Con una seguridad despiadada, Marla Grayson (Rosamund Pike) es una tutora profesional designada por el tribunal para docenas de personas mayores cuyos bienes incauta y estafa astutamente por medios dudosos pero que finalmente se encuentran bajo las reglas de la ley. Marla y su socia comercial y amante, Fran (Eiza González), utilizan con eficiencia su intelecto para investigar y es como dan con una nueva víctima, Jennifer Peterson (Dianne Wiest), una adinerada jubilada sin herederos vivos ni familia. Sin embargo, esta señora resulta tener un secreto igualmente turbio con conexiones nada favorables, por lo que Marla se ve obligada a subir de nivel en un juego que solo los depredadores pueden jugar, uno que no es ni justo ni cuadrado.

“Descuida, yo te cuido” es ingeniosa y astuta, porque aquí sobrevive quien tenga inteligencia y pierde quien sea débil y se tiente el corazón; dentro de este peligroso juego, en el que la protagonista recibe una amenaza y le dejan en claro “Soy el peor error que has cometido”, esto no la intimida, y bajo el nuevo rango de empoderamiento femenino que vemos en las películas, responde “Yo solo gano, nunca pierdo, me perteneces y te quitaré tus millones, tu comodidad y tu amor propio”, con lo cual sabemos el grado de intensidad que vamos a ver en este electrizante film que tiene una muy buena dosis de situaciones, en donde la musicalización es atractiva y ayuda a activar la tensión en el público, además de las actuaciones excelentes por parte del elenco (Eiza González brilla y su interpretación es respetable), pero sin duda Rosamund Pike es un monstruo en su papel.

“No intentes ser alguien más, solo conócete y usa eso a tu favor; solo soy una persona que cuida”; el mundo está hecho para luchar por lo que quieres y desgraciadamente a veces sin importar las personas a tu alrededor, en especial cuando hablamos de una enorme ambición para lograr convertirte en la persona más poderosa del mundo, pero entendamos algo, existen también los sentimientos y a veces el dolor nos puede llevar a generar un pensamiento y una acción que pueda traer fatales consecuencias, y aquí, aún con todo el éxito del mundo y la felicidad desbordante que puedas haber obtenido, el saldo de cuentas se paga tarde o temprano.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado