miércoles, junio 16, 2021

CRÍTICA: Cuidado con lo que deseas

No cabe duda que el fuerte del cine mexicano actual no es el terror ni el suspenso comercial; atrás quedaron aquellos años de oro en donde era un verdadero honor apreciar este tipo de género, pero hoy en día, solo las comedias románticas son las que funcionan en general para dar la taquilla que necesitan y así seguir realizándolas; le voy más al cine nacional independiente que nos ha dado propuestas que bien han valido la pena al pagar un boleto o en su defecto que nos ha permitido invertir  nuestro tiempo, porque es ahí donde está el corazón de trabajos bien realizados y que demuestran que lo cotidiano puede dar un mejor resultado.

Pamela, una niña de 8 años, adora los cuentos de hadas y las viejas películas de terror. Sus padres la llevan a celebrar su cumpleaños, y su tío le regala un bufón llamado “Hellequin” que le permite observar el comportamiento de los adultos cuando creen que nadie los ve, mezclando la fantasía, el misterio y el crimen, en la que una familia aparentemente normal y exitosa que vive un festejo de cumpleaños como cualquier otro, hasta que las situaciones se van transformando en algo violento en medio del bosque.

“Cuidado con lo que deseas” es una película que tuvo la oportunidad de ser la primera en estrenarse después de que las salas de cine permanecieran cerradas por la pandemia; ya lo sabíamos, pero aun así existía la esperanza de que esto valiera la pena, y pese a que la producción y ambientación en general son buenas, la primicia como tal es atractiva y no tiene actores malos, la historia termina siendo aburrida, monótona y sencillamente decepcionante; le apuesta a efectos visuales (el bufón cobra vida), pero su musicalización no es buena, el guión es cliché y los supuestos momentos de suspenso son muy básicos, además que los actores no demuestran al cien su talento, con escenas absurdas, torpes y peleas que causan gracia, dejando en claro que aquí no hablamos de terror, sino de dos hermanos que se pelean por la misma mujer y que traen consigo rencores del pasado por cuestiones familiares y económicas, además está la presencia de típicas escenas sexuales innecesarias.

La cuestión aquí es que el final resulta demasiado predecible por cómo se está manejando la historia, y quien termina siendo más atractiva es la pequeña actriz debutante, quien en compañía del siniestro personaje, tienen buen entendimiento.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado