jueves, julio 29, 2021

CRÍTICA: Alone

 

¿Se acuerdan de la película de terror coreana ALIVE sobre zombies, la cual lanzó Netflix a mediados de este año en su plataforma y que ha causado mucho éxito a nivel mundial debido a su complaciente resultado? Pues ya tiene su versión gringa y lleva por nombre ALONE, la cual hace un par de días fue estrenada en internet y, como era de esperarse, resulta un remake totalmente malo.

Si bien el deseo siempre ha sido copiar al original para tratar de lograr de forma segura los buenos resultados, mínimo deberían dejar pasar un tiempo para hacerlo, de lo contrario, tendremos muy fresca la versión de nuestro agrado (que en su momento por cuestión de lógica nos gustara al sentirla novedosa pese a la gran camada de películas de este género), y eso hará compararla hasta en el más mínimo de los detalles.

La trama es la misma: Tras desatarse una pandemia, Aidan se encierra dentro de su apartamento y comienza a racionar la comida. Su edificio es rodeado por los denominados “Screamers”, y mientras el mundo parece romperse en mil pedazos, él tendrá que luchar por sobrevivir en la completa soledad de su hogar.

El detalle de la cinta dirigida por Johnny Martin (la cual fue filmada antes de la pandemia que vivimos actualmente en la vida real) es que carece por completo de la esencia de la original, aquí existen muchos cambios en la trama y por completo queda de lado el suspenso que antes sentimos, a tal grado que la propia caracterización de los zombies hacen notar su bajo presupuesto y las limitantes que tuvo (las cuales trata de ocultar con un interesante movimiento de cámara en algunas secuencias), y eso que de inicio arranca bien (pese a la sorpresa que nos llevamos de decir “esto creo que ya lo vi”) pero desgraciadamente aquí, como en varias películas de EU, se enfocaron más en lucir cuerpos, despertar el aire sexual y sea de paso, traer consigo a Tyler Posey, actor que la verdad no considero bueno y que ahorita solo está generando sensación en internet por lucir desnudo en su reciente cuenta que abrió en OnlyFans. Con él vienen solamente dos actores más (el lado femenino aquí pasa sin pena ni gloria a comparación de la rudeza y poder que tenía la original) y Donald Sutherland, buen actor pero es gracias al cambio en su historia que hacen en ésta lo que lo lleva a sentirse desangelado.

Para colmo los diálogos son totalmente superficiales y tontos, y lo peor, toda la parte emociónate que teníamos en la primera al tiempo en que los jóvenes se encontraban e iniciaban su desesperada búsqueda por una salida, aquí se cambia, llevándola a ser totalmente cursi, simple y aburrida.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado