fbpx
Síguenos en:
.

Sociales

Al Margen del Café

Publicado

en

Conversaciones difíciles en Whatsapp = Desastre

Por: Katya Ortiz

La semana pasada hablamos de las limitantes que presenta tener una conversación por Whatsapp, sobre todo tomando en cuenta que carecemos de hasta el 60% de lo que tiene una conversación real y donde los prejuicios magnifican cualquier enunciado. Hoy quiero tocar el tema de conversaciones difíciles por Whatsapp.

Imagínate si un mal entendido se da en una conversación normal el impacto que podría tener con un tema que sea realmente fuerte. Yo he sido parte de esto, lo he vivido ya que no usaríamos Whatsapp si no nos ofreciera un beneficio y lo que termina dándonos es una barrera donde no enfrentas en realidad la situación. Te ofrece un medio cómodo en el cual no ves a la otra persona siendo este el principal beneficio. Sin embargo, este beneficio se vuelve justo después de iniciar la conversación en algo perjudicial. Cada enunciado que ambas partes escriban tendrá una intención que en el mejor de los casos será hacer ver a la otra persona tu punto de vista para llegar a un acuerdo, sin embargo lo que comúnmente ocurre es que estos enunciados tienen solo la firme intención de ver quien gana la conversación.

Decirle a alguien un punto de vista opuesto es lo más complicado que existe. Esto es un proceso natural que ya previamente hemos hablado donde nuestro cerebro se protege para preservar las antiguas experiencias como únicas y válidas. En una conversación de difícil por Whatsappnuestro cerebro está aún más atento y es altamente complicado que sea capaz de hacer una reflexión, reconocer y aceptar lo escrito sobre todo porque carecemos del otro 60% que necesitamos compilar que no es otra cosa que el proceso gesticular de la comunicación. Recuerda que decimos más con el cuerpo que con nuestras palabras.

La ecuación perfecta para el desastre es tener a dos personas con puntos de vistas diferentes tengan que arreglar esa situación sin ver ni escuchar a la otra persona. ¿Qué elegirías? Tener la opción de no ver a la persona o si verla.

Lo más importante es entender que nos ofrece cada canal de comunicación y cuando deberíamos usarlo para sacar el mejor provecho y no tratar de llevarlo a un escenario de lo que no nos puede ofrecer. Whatsapp te ofrece una herramienta de fácil acceso, fácil de usar, para tener una conversación sencilla, rápida, divertida. Enviar un mensaje por Whatsapp no significa que la persona tenga que contestarte en ese momento, que la persona tenga leerte en ese momento ya que no hay una bi direccionalidad real en este medio. Inclusive pueden leerte y no contestarte, y bajo el esquema de comunicación real no está mal.

El tema surge que con Whatsapp nos hemos vuelto más cómodos y queremos que nos ofrezca los mismos beneficios de una comunicación real y tradicional, pero eso no va suceder.

Facebook: Katya Ortiz

Instagram: soykatyaortiz

Twitter: imkatyaortiz