fbpx
jueves, octubre 22, 2020

Hay elevados niveles de plomo en la sangre de niños mexicanos

8 de cada 10 intubado por COVID-19 mueren en el IMSS

Desde que inició la pandemia por COVID-19 y hasta octubre, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó una letalidad de 86.9% en las personas...

México entrega el agua que le debía a Estados Unidos

México entrega el agua que le debía a Estados Unidos A días del cierre del ciclo 35 del Tratado de Aguas Internacionales de 1944; México...

Gibrán Ramírez da positivo a COVID-19

Gibrán Ramírez da positivo a COVID-19. Actualmente se encuentra internado y gozando de buena salud, es el tercer morenista afectado.

87 mil 415 fallecidos en México por COVID-19

87 mil 415 fallecidos en México por COVID-19. Además, se habló del paso de la enfermedad entre los migrantes que han pisado México.

Yeidckol Polevnsky dio positivo a COVID-19

Yeidckol Polevnsky dio positivo a COVID-19 en la prueba de PCR, de modo que se encuentra internada en el Hospital Español.

La semana pasada, un informe realizado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), junto con la organización Pure Earth, demostró que el nivel de plomo en la sangre de los niños mexicanos es de 5.52 microgramos (µg) de plomo por decilitro (dL) de sangre o más.

El envenenamiento por plomo causa un daño irreversible, yendo de las conducta violenta hasta un ligero retraso mental. Por eso, en 1983 el investigador Jerome Nriagu, le adjudicó la caída del imperio romano al envenenamiento con este metal pesado, a causa de esa observación, México se prohibió dicho elemento en la gasolina a partir de 1990. Antes de que esto último sucediera, estudios señalan que los mexicanos tenían en promedio unos 20 microgramos de plomo por decilitro de sangre (20 µg/dL).

Desde 2015, Richard Fuller, el director de Pure Earth (Entonces llamada “Blacksmith Institute”) se apersonó en territorio nacional para cabildear soluciones con las autoridades de salud mexicanas. No obstante, el reporte “La verdad tóxica: la exposición de los niños a la contaminación por plomo” asegura que ésta generación de niños todavía ostenta un nivel elevado de plomo en la sangre.

 

A falta de programas oficiales permanentes de medición de plomo en consumidores mexicanos, Jack Caravanos dirigió un equipo que estudio por 15 años, sus conclusiones es que la mitad de los niños en México padecen un Retraso Mental Ligero, debido al envenenamiento producido por los esmaltes de plomo utilizados en la cerámica de utensilios que se filtra en los alimentos. Pero no sólo en los derivados del plástico dejan éste malestar, también los productos artesanales como jarras, platos, cazuelas o tazas, ya que su horneado no consigue la temperatura necesaria para fijar el barniz con base en óxido de plomo.

Desde 1997 es ilegal el uso de barnices con plomo en la alfarería luego de que el embajador de Estados Unidos, John Negroponte, se envenenara luego de beber un jugo de fruta natural, pero jamás se ha observado el cumplimiento de ésta ley, ya que no es detectable al sabor, no quema lo ojos ni irrita la piel. Desde entonces el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías de México (Fonart) y el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), son las únicas instituciones en revisar este asunto.

Regresando a los estudios de Caravanos… El equipo halló en adultos una media de 8.85 µg/dL de plomo en sangre en áreas urbanas y 22.24 µg/dL en rurales. Lo que es de especial interés sabiendo que el plomo se transfiere de las mujeres a sus hijos durante la gestación, de modo que el 14.7 por ciento de los recién nacidos de Morelos tenían 5 µg/dL o más de plomo en sangre. Paralelamente, un estudio internacional dirigido por Bruce Lanphear demostró que con 8.85 µg/dL se pierden 5 puntos de Coeficiente Intelectual.

Por otro lado, muchos estudios han demostrado que existe una relación entre la exposición al plomo durante la infancia y una predisposición a la violencia que se manifiesta años después. Una extensa revisión en EU, Gran Bretaña, Canadá Francia, Australia Finlandia, Italia además Nueva Zelanda, concluye que la exposición al plomo durante la infancia parece ser más relevante para los niveles de crimen con violencia que las condiciones económicas.

Aparentemente, la disminución del IQ y el comportamiento violento se deben a dos efectos distintos que tiene el plomo en el cerebro. Por un lado, decrementos en la cantidad de materia gris, en especial en la corteza prefrontal; por otro, la mielinización en la corteza frontal, que es determinante en el control de la impulsividad.

 

Eso no es todo. Una lista, elaborada por Pure Earth, da cuenta de 142 efectos adversos del plomo en la salud, 56 de los cuales afectan a los niños (en el sistema nervioso, el crecimiento, el desarrollo cognitivo, la audición, el sistema digestivo y otros).

Con información de la revista “Los Intangibles”.

Recibe las últimas noticias en tu correo:

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado

8 de cada 10 intubado por COVID-19 mueren en el IMSS

Desde que inició la pandemia por COVID-19 y hasta octubre, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó una letalidad de 86.9% en las personas...

México entrega el agua que le debía a Estados Unidos

México entrega el agua que le debía a Estados Unidos A días del cierre del ciclo 35 del Tratado de Aguas Internacionales de 1944; México...

Gibrán Ramírez da positivo a COVID-19

Gibrán Ramírez da positivo a COVID-19. Actualmente se encuentra internado y gozando de buena salud, es el tercer morenista afectado.