Opinión

Plan migratorio mexicano resolvería la crisis mundial

Por |

Un plan “Marshall” digno del Premio Nobel de la Paz 2019.

Algo milagroso está ocurriendo en nuestro país, como que la “Raza Cósmica” de la que hablaba José Vasconcelos está despertando y de momento, gracias a las redes sociales se exhiben los lujos de un magistrado de la justicia y un colectivo de familiares de desaparecidos toma oficinas de procuración de justicia, apurando al nuevo gobierno a tomar decisiones, aunque vayan más allá de las leyes a modo que sostuvieron al antiguo régimen, revelando que allí está la causa de todos los males, en la pésima legislación y su peor interpretación.
Y dentro de esta etapa providencial se inscribe el plan del gobierno mexicano encabezado por Andrés Manuel López Obrador, para un posible acuerdo de inversión entre empresas y los gobiernos de Estados Unidos, Canadá, México y los países de Centroamérica para enfrentar la creciente migración procedente de esa región, que enfrenta a fondo, en lo estructural, el fenómeno. Con este plan México asume la dimensión de líder regional que le corresponde como interlocutor idóneo con la Unión Americana,

Se trata de un plan multinacional de desarrollo para frenar el creciente éxodo de miles de centroamericanos que abandonan sus países ahuyentados por la pobreza y la violencia que los aqueja, en que se trabaja desde el 1 de diciembre pasado, cuando los gobiernos de México, Guatemala, El Salvador y Honduras acordaron crear un fondo para implementar programas, proyectos y acciones específicas a efectos de generar empleos y combatir la pobreza, pues desde mediados de octubre miles de hondureños migraron hacia el norte y en su gran mayoría se encuentran en Tijuana, amenazando al gobierno de Estados Unidos con pasar la frontera a cualquier precio.

Representantes de esos cuatro países lo reconocieron el lunes como un “acuerdo histórico”, en la Conferencia Anual sobre la Migración de las Naciones Unidas, que se celebra en Marrakech, Marruecos. Y se lo acreditaron al nuevo gobierno de México, que prevé 35.000 millones de dólares de inversiones en este plan, en su primera etapa, según nuestro canciller mexicano, Marcelo Ebrard, que ya lo había comparado con el estadounidense Plan Marshall de ayuda a Europa tras la Segunda Guerra Mundial. Un plan similar acabaría con los problemas de migración de África a Europa.

Por cierto, George Catlett Marshall, el militar estadounidense, jefe del Estado Mayor del Ejército en la Segunda Guerra Mundial y Secretario de Estado norteamericano que concibió el Plan que llevó su nombre y que ayudó a la recuperación económica de 18 países devastados por la Gran Guerra, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz 1953. Tal vez ahora comparta México con EEUU el Nobel 2019, lo que abonaría el camino de la reelección de Donald Trump.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.