Opinión

Genial protesta de los chinos contra el trabajo excesivo

Por |

En Alibaba, jornadas de 12 horas, 6 días a la semana
Fuente: Archivo

En China la llaman la cultura del “9-9-6” y consiste en trabajar todos los días de nueve a nueve, seis días por semana. Pero han empezado las críticas a esas inhumanas condiciones laborales que se practican incluso en Silicon Valley. Pero en la segunda potencia mundial, la protesta de los trabajadores en empresas tecnológicas surgida en las últimas semanas resulta insólita. Es increíble que la protesta encontrara una vía para expresarse públicamente (la plataforma para desarrolladores de código GitHub) en un país donde impera la censura, y también lo es el debate nacional que ha generado, que se exhibe a magnates como Jack Ma, el fundador del gigante del comercio electrónico Alibaba, que ha salido a defender ese régimen laboral.

El descontento es palpable, desde el año pasado, porque la intensa competitividad de las empresas tecnológicas chinas se sumó a la desaceleración generalizada de la economía. Las compañías empezaron a contratar menos. En enero, la oferta de trabajo en el sector había caído un 15% con respecto a 12 meses antes, había que producir más con menos y por el mismo sueldo, y cada uno debía poner algo de su parte, o correría el riesgo de quedarse en la calle, por despido o por quiebra de la empresa. No se decía en público, pues la ley china prevé horarios de trabajo de 40 horas semanales, que si se sobrepasan, el empleado debe recibir una compensación, y en todo caso el número de horas extras no debe superar las 36 por mes (como en México).

Pero, en marzo un grupo de desarrolladores anónimos creó en GitHub, una plataforma para compartir códigos de programación, una página irónica, 996.ICU, que hace referencia a un dicho entre los trabajadores del sector en China: “si trabajas 9-9-6, acabarás en la unidad de cuidados intensivos (ICU, en sus siglas inglesas)”. La página incluye recomendaciones : “márchate a casa sin complejos a las seis” y un listado de más de 150 empresas que aplican ese régimen de trabajo, incluidos gigantes tecnológicos como Alibaba, Huawei, o ByteDance, la empresa madre de la aplicación de vídeos cortos TikTok. La “licencia anti996”, que ya han adoptado más de 90 proyectos en GitHub, obliga a las firmas que quieran usar el software de esos proyectos a respetar las leyes laborales. Y lo mejor es que la censura no puede bloquear GitHub, pues las tecnológicas chinas necesitan esta plataforma para compartir código.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.