Futbol

Los que se fueron

Por |

El comentario de Angel Palma en El Dictamen.

Las semifinales por el título del fútbol mexicano no pudieron ser más atractivas. Aficionados, patrocinadores y medios de comunicación se frotan las manos con duelos en donde vemos a un Club León que se posicionó como el plantel que mejor trata al balón, un plantel equilibrado en defensa y ataque que parece tener una inercia inevitable hacia el título con un José Juan Macías que a sus 19 años hace pensar en cosas grandes para su futuro.

Ese camino al título para los dirigidos por Nacho Ambriz hoy parece destino siempre y cuando se lo permita Club América, el campeón vigente que representa a una institución que casi siempre logra imponer su innegable ADN ganador y mediático; es indiscutible que los reflectores se aglutinan ahí donde se paren las águilas de Miguel Herrera, el Director Técnico que, posiblemente, mejor personifica al lema azulcrema “Ódiame más”.

En la otra llave poco se puede agregar a lo mucho que se ha dicho respecto al clásico regio entre Rayados y Tigres; si acaso recalcar que Diego Alonso superó tácticamente a Ricardo Ferretti en la final de Concachampions y que este duelo poco a poco logra generar interés más allá de la región norteña. La diferencia puede estar en el inspirado Rodolfo Pizarro con Rayados, con el jugador que más ha aportado al crecimiento de la marca Tigres, André-Pierre Gignac.

Si bien, como ya mencioné, las semifinales crean mucha expectativa, vale la pena hacer un ejercicio acerca de lo que nos dejan en cuanto a imagen y reputación los clubes eliminados. Los Xolos se vieron ampliamente superados por un Club León que ha sorprendido gratamente; de su Director Técnico, Oscar Pareja, se puede decir que aún hay un amplio margen de mejora en su manejo mediático, más allá de encontrar consistencia en el rendimiento de su plantel.

De los Tuzos podemos apuntar que el desempeño hace pensar que fue un gran acierto contratar a Martín Palermo para dirigir a un plantel del que posiblemente se esperaba mucho más a nivel ofensivo con Ismael Sosa y Edwin Cardona; el simple hecho de vender tan cara la eliminación, más no derrota (2-2 global), permiten a la afición hidalguense afirmar que su equipo va por el buen camino.

De Necaxa hay que señalar que su imagen se ha posicionado ligada directamente a su modelo de negocio de hacer buen “visoreo”, comprar jugadores baratos y venderlos caros; ahora habrá que encontrar la oportunidad de un título antes de vender a las figuras, lo cual se ve posible con Memo Vázquez, un estratega que se ha logrado posicionar como uno de los mejores sin hacer mucho ruido mediático.

Finalmente está Cruz Azul, club en el que se puede respirar la presión por el título de liga; si bien, fueron eliminados por el mayor rival, hay que resaltar que esta vez la percepción no fue que “se murieron de nada”, como en la última final, también ante América. “La Máquina” puede ser, en el corto plazo, la imagen de que los proyectos, como la reputación, se fortalecen con el tiempo.

Twitter: @angelpalma1

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ