Tiburones Rojos

“No soy un técnico bombero”: Juvenal Olmos

Por |

El técnico andino habló sobre su experiencia al frente de los Tiburones.

Una auténtica pesadilla fue el paso de Juvenal Olmos al frente de los escualos donde solo cosechó dos puntos de 21 posible y convirtió al Veracruz en la defensa más goleada del certamen. El timonel andino aseguró que el no se considera un técnico bombero, situación que no consideró en su momento para tomar las riendas de los Tiburones y que lo llevó al fracaso al frente del equipo porteño.

“Siempre había escuchado eso de los ‘técnicos bomberos’ (que tienen como objetivo salvar al equipo del descenso) y ahora fui uno de ellos”, comentó.

“Yo no tengo las cualidades para ser un técnico bombero, porque el riesgo es alto. Cometí el error de minimizar eso, que hubiese jugadores que no quisieran entrenar. Mi autocrítica es que mi diagnóstico fue de la mano de mis emociones, con las ganas de querer volver”, sentenció.

El andino aseguró sentirse sorprendido por la decisión de correrlo tras cinco derrotas y dos empates, puesto que confiaba en su proyecto, el cual necesitaba más tiempo.

“Me sorprendió, porque este diagnóstico ya lo habíamos realizado. Antes de firmar, el presidente me preguntó qué opinaba de su equipo y si yo veía que podía cambiar cosas”.

“El diagnóstico fue claro: es un equipo cansado, gastado, lento y va a costar sacarle trote, pero le vamos a sacar trote. Quizás me apresuré en ponerle guirnaldas a mi propio proyecto, pensando que tenía más capacidad que la que mostré”, añadió.

Los Tiburones le dieron la oportunidad de volver a un banquillo tras 11 años de inactividad, misma que se vio reflejada en su poca efectividad con los escualos.

“Me dejé influenciar por mis ganas, por mis deseos, por mi ímpetu. Y el gran proyecto venía ahora con la para de los 40 días en México”.

Menos de diez partidos aguantó Olmos en el banquillo porteño donde no logró conectar ni con la afición ni con sus jugadores.

“Son las reglas del juego. Me dijeron ‘usted no sigue más con nosotros’ y perfecto. La reunión creo que duró un minuto o dos. No quedé tan golpeado como otras veces”.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ