Nacional

Asolear a bebés aumenta el riesgo de cáncer

Por |

En la playa o albercas se recomienda utilizar filtros solares resistentes al agua y aplicar cada dos horas
Foto: Agencias

Notimex

Los bebés de cero a dos años nunca deben asolearse, aun cuando tengan protección solar, ya que su piel es inmadura y no ha desarrollado las defensas necesarias, por lo que corren riesgo al exponerse a los químicos de filtros y protectores solares.

De igual forma, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel a edades tempranas, aseveró Lorena Guadalupe Estrada, jefa de Dermatología del Hospital Regional, “Lic. Adolfo López Mateos”, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Otro grupo con prohibición a exponerse al sol son las personas que padecen o tuvieron cualquier tipo de cáncer de piel, ya que al asolearse el riesgo de que la enfermedad se agrave o la vuelvan a desarrollar es muy alto.

Lo mismo sucede con los pacientes que tienen o tuvieron “lupus eritematoso”, pues recibir en la piel los rayos ultravioleta lo puede reactivar.

Aumentan 20% enfermedades diarreicas en menores de 5 años

Bebé nace completamente ebria (VIDEO)

La población que no se encuentre en estos grupos, debe utilizar protección química mediante la aplicación de filtros, pantallas y bloqueadores con factor de protección solar de 50 o 50+, y el uso correcto de estos productos es aplicarlos cada tres o cuatro horas, capa sobre capa, mientras se esté expuesto al sol en un ambiente seco.

En la playa o albercas se recomienda utilizar filtros solares resistentes al agua y aplicar cada dos horas; retocar el filtro cada vez que salgan del agua y se vuelvan a meter.

En un comunicado del ISSSTE, la especialista indicó que el sol tiene muchos beneficios como estimular la producción de vitamina D en el cuerpo humano, necesaria para mantener los huesos sanos, pero asolearse en exceso puede traer consecuencias irreversibles como el envejecimiento prematuro de la piel y el riesgo de cáncer de piel.

Refirió que la temporada de marzo a septiembre es el periodo de mayor radiación ultravioleta, y recordó que 80 por ciento de la radiación solar que recibe el cuerpo se adquiere antes de los 18 años, de ahí la importancia de sensibilizar a la población para no sobreexponerse.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.