viernes, septiembre 30, 2022
InicioOpiniónReglas de lectura del Zóhar 

Reglas de lectura del Zóhar 

Durante la lectura:  

El Zóhar es como una puerta a la verdadera realidad, que ahora está oculta para nuestros sentidos. Pero para lograr usar eficazmente la fuerza de revelación que se encuentra en su interior, debemos relacionarnos de forma correcta al estar dándole lectura. 

Regla No.1:   No busquen comprensión mental                                                                                                          

El Libro del Zóhar no es un estudio intelectual, no se requiere ningún conocimiento previo. Busquemos un cambio interno y entrenarnos para descubrir y sentir la realidad espiritual  

Regla No. 2:   Interpreten correctamente las palabras                                                                                   

El Libro del Zóhar contiene muchos términos y descripciones que no hablan de este mundo, sino únicamente sobre lo que ocurre en nuestro interior.                                          Vean el texto como un puente que conduce hacia nuestros deseos y atributos más profundos. 

Regla No. 3:   Busquen la Luz                                                                                                                                        

A diferencia de nuestro mundo, en el mundo espiritual sólo opera la intención de amar y dar.    Se nos ha dado un medio especial y su función en unir los mundos opuestos. Debemos desear que la fuerza que está en Él, obre sobre nosotros, durante la lectura. 

Regla No. 4:  Todo depende del deseo                                                                                                                     

Todo el sistema requerido para el avance ya fue preparado de antemano para nosotros. Lo único que debemos dar de nuestra parte, es nuestro deseo de crecer. 

Regla No. 5:   La unión es la llave                                                                                                                         

El Libro del Zóhar fue escrito por un grupo de diez cabalistas, los cuales constituyeron un “Kli” (vasija) completa, un deseo unificado para revelar la Fuerza Superior de la realidad-El Creador. El Zóhar nació desde el amor, por eso su reaparición en nuestros tiempos, solo será posible a través del amor.  

170) Todos los amigos se incorporaron y dijeron a Rabí Shimon, “Rabí, otórganos permiso para hablar de estos asuntos”. Dijeron, “Y he aquí que no nos han explicado que la Causa de las causas le dijo a Keter, ‘Hagamos al hombre’. Los amigos entendieron con las palabras de Rabí Shimon que la causa de todas las causas es AK, que es Keter de todos los mundos y por encima de quien no existen grados, porque él es el primer grado que fue emanado de Ein Sof. Ellos pensaron también que la causa de las causas es un apelativo para Atik de Atzilut. Pero más tarde, cuando él dijo que cada grado le dijo al de encima, “Hagamos al hombre”, se deduce que la causa de las causas, Atik, también le dijo a AK, Keter, “Hagamos al hombre”. 

Y el versículo, “Ved ahora, que Yo, Yo soy Él”, los amigos supieron que se relaciona con Atik. Es debido a esto que le preguntaron, “¿Cómo es que Atik dijo, ‘Y no hay Dios conmigo’, de quien recibir consejo, si puede recibir consejo de Keter, que es AK, como Rabí Shimon dijo que cada consecuencia dijo a su causa, ¿‘Hagamos al hombre’?” Rabí Shimon les dijo, “Que sus oídos escuchen aquello que sus bocas dicen. ¿Acaso no les he dicho que existe aquel que es llamado “la causa de las causas”, y que no es aquel que hemos llamado “la Causa de todas las causas”? Pues la Causa de todas las causas no tiene un igual a quien pedir consejo, porque esta Causa es única, anterior a todo, y no tiene asociado. 

171) Es debido a esto que dijo, “Ved ahora que Yo, Yo soy Él, y que no hay Dios conmigo”, de quien tomar consejo, porque no tiene igual, ni asociado, y no es contado. Existe un uno en sociedad, como el masculino y el femenino, de lo que está escrito, “Porque lo he llamado Uno”. Pero él es uno sin ser contado y sin ser asociado. Es debido a esto que dijo, “No hay Dios conmigo”.    

Explicación: Él les enseñó a entender que estaba hablando del primer otorgante de los mundos, de quien no existe otro más elevado que él. En este sentido, Atik es la causa de los superiores porque, AK, que está por encima de Atik no es considerado un otorgante porque está establecido en Maljut de Tzimtzum Alef y esa Maljut fue ocultada en Rosh de Atik; no hay Zivug en ella, y los mundos no reciben de ella antes del final de la corrección.  Por esta razón, Atik fue establecido en agrietar y no agrietar, lo cual está entre AK y ABYA. Es por esto que Atik es considerado el primer otorgante de los mundos, de quien no existe otro más elevado, ya que los mundos no pueden recibir nada de AK. 

Pero al final de la corrección, Maljut de Tzimtzum Alef, que fue ocultada en Rosh de Atik, aparecerá y recibirá un Zivug de Atik e impartirá a los mundos ABYA. Entonces está escrito acerca de ella, “La piedra que los constructores desecharon en piedra angular se ha convertido”, ya que Maljut es llamada “piedra angular”, y está escondida en Rosh Atik sin un Zivug, y dondequiera aparece esta Maljut, se extienden de ella los Dinim y los castigos. Es debido a esto que los constructores la desecharon. Pero al final de la corrección, cuando ella reciba el Zivug allí en Rosh Atik, aparecerá y todos verán que ella es la piedra angular.  

Entonces Atik dirá como está escrito, “Ved ahora que Yo, Yo soy Él y que no hay Dios conmigo”. Rabí Shimon interpretó “No hay Dios conmigo”, de quien tomar consejo, porque no tiene igual, ni asociado, y no es contado. Pues durante los seis mil años, AA es considerado como Keter del mundo de Atzilut y Atik está completamente oculto, debido a la ocultación de Maljut de Tzimtzum Alef, en quien no hay Zivug. El Zivug es solamente con respecto a la grieta, lo cual es Maljut que está asociada con Midat ha Rajamim, en donde el primer Partzuf que surgió en esa Maljut asociada es AA, que carece de Maljut de Tzimtzum Alef y que recibió la Maljut asociada. Es debido a esto que él es el que imparte a todos los Partzufim de Atzilut. Esto es, él recibe de Atik y le da a Atzilut, y a Atik mismo no se le conoce hasta el final de la corrección. 

Al final de la corrección, cuando el versículo, “(Y ella) En piedra angular se ha convertido” aparece, se dice, “Ved ahora que Yo, Yo soy Él”. Maljut es llamada “Yo”. Y debido a que Maljut de Tzimtzum Alef recibirá el gran Zivug, se revelará en el mundo que “Yo” en los seis mil años, que estuvo asociada con Midat ha Rajamim, y su Atzmut (ser) estuvo oculto, “Yo soy Él”, es decir, “Yo”, de Tzimtzum Alef, la revelación del Atzmut de Maljut.  “Y que no hay Dios conmigo”, es decir que Yo no tengo otro de quien tomar consejo pues el “Yo” que es revelado durante los seis mil años necesita un segundo grado, Bina, de quien tomar consejo, es decir, corrección.    

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias: AQUÍ

Ultimas noticias