miércoles, agosto 17, 2022
InicioOpiniónReglas de lectura del Zóhar 

Reglas de lectura del Zóhar 

Durante la lectura:  

El Zóhar es como una puerta a la verdadera realidad, que ahora está oculta para nuestros sentidos. Pero para lograr usar eficazmente la fuerza de revelación que se encuentra en su interior, debemos relacionarnos de forma correcta al estar dándole lectura. 

Regla No.1:   No busquen comprensión mental                                                                                                           El Libro del Zóhar no es un estudio intelectual, no se requiere ningún conocimiento previo. Busquemos un cambio interno y entrenarnos para descubrir y sentir la realidad espiritual  

Regla No. 2:   Interpreten correctamente las palabras                                                                                     El Libro del Zóhar contiene muchos términos y descripciones que no hablan de este mundo, sino únicamente sobre lo que ocurre en nuestro interior.                                          Vean el texto como un puente que conduce hacia nuestros deseos y atributos más profundos. 

Regla No. 3:   Busquen la Luz                                                                                                                                            A diferencia de nuestro mundo, en el mundo espiritual sólo opera la intención de amar y dar.    Se nos ha dado un medio especial y su función en unir los mundos opuestos. Debemos desear que la fuerza que está en Él, obre sobre nosotros, durante la lectura. 

Regla No. 4:  Todo depende del deseo                                                                                                                      Todo el sistema requerido para el avance ya fue preparado de antemano para nosotros. Lo único que debemos dar de nuestra parte, es nuestro deseo de crecer. 

Regla No. 5:   La unión es la llave                                                                                                                           El Libro del Zóhar fue escrito por un grupo de diez cabalistas, los cuales constituyeron un “Kli” (vasija) completa, un deseo unificado para revelar la Fuerza Superior de la realidad-El Creador. El Zóhar nació desde el amor, por eso su reaparición en nuestros tiempos, solo será posible a través del amor.  

Comentarios o preguntas: Bnei Baruch Veracruz  al whatsapp https://chat.whatsapp.com/H8Qsxh8sNeZ58plJv4ztQt y para más información la liga de : https//comunidadzohar.com 

https://www.comunidadzohar.com/

Continua Texto Zohar: 

“Aclarar” significa que fue aclarado para una corrección del Masaj. Este eleva Or Jozer, encubre, envuelve y viste la luz superior. Or Jozer eleva las alas y viste Or Yashar. Fue purificado porque las luces purifican y succionan lo inmundo en el Masaj, hasta que el Masaj desciende a su lugar y el nivel de luz del Gadlut surge en este. 

De esta forma, las cuatro Bejinot que atravesó Maljut, la tierra, han sido esclarecidas, hasta que fue preparada para recibir Gadlut, como está escrito, “Y hubo luz”. 

1. La nieve que se convierte en lo inmundo, denominado Tohu. 

2. El Masaj que fue establecido, y el nivel de luz que fue atraída en el Masaj, que se denomina Bohu. 

3. Tzimtzum Bet en el lugar de Rajamim, Bina, que se denomina “oscuridad”. 

4. El nivel de NR que salió en el Masaj de la oscuridad, Ruaj, denominado, “el espíritu de Dios”. 

Después, está escrito, “Y dijo Dios, ‘Haya luz’”, el nivel de Gadlut. 

19. Cuando Tohu fue aclarado y purificado, surgió de él un viento grande y poderoso, como está escrito, “Y he aquí que pasó el Señor, un viento grande y poderoso que desgarra las montañas y quiebra las rocas delante del Señor”, no con “El espíritu del Señor”. Se explican las cuatro Bejinot en las cuatro visiones que tuvo Elías. Se dice que cuando Tohu fue aclarado y purificado con el Ibur, en el sedimento del hielo, ella fue impregnada y se volvió Tohu; un viento grande y poderoso salió de él, desgarrando las montañas y quebrando las rocas, que es lo que vio Elías. 

El Bohu fue aclarado y purificado, y un ruido salió de él, como está escrito, “Y tras el viento, un ruido, pero el Señor no estaba en el ruido”. Esto es así porque cuando Bohu fue aclarado en un Masaj, la fuerza del Din en este ya había sido disminuida y ya no desgarraba montañas o quebraba las rocas. Más bien solamente se discernía en este un ruido. 

Y cuando la oscuridad fue aclarada, el fuego estaba incluido en esta, pues cuando el Masaj subió y fue establecido en Bina, la oscuridad fue incluida en el fuego de Tohu y la fuerza del Din del ruido disminuyó y permaneció solo en el fuego, como está escrito, “Y tras el ruido un fuego, pero el Señor no estaba en el fuego”.  

Después, el Ruaj (viento) fue aclarado y un susurro de sutil silencio fue incluido en este, como está escrito, “Y después del fuego, una voz de sutil silencio”. Esto es así porque cuando el Masaj de la oscuridad recibió el nivel de Ruaj, la fuerza del Din ya había sido disminuida en un susurro de sutil silencio, aclarado en un inmundo ligero. Este es el susurro del sutil silencio que está escrito sobre Elías. 

De esta forma, se han esclarecido las cuatro visiones que Elías tuvo – los discernimientos de Tohu, Bohu, oscuridad y viento (también espíritu) – como está escrito, “Y la tierra era Tohu y Bohu y oscuridad por encima del abismo y un espíritu de Dios flotaba sobre la superficie de las aguas”. Tohu es un viento grande y poderoso que desgarra montañas y quiebra rocas; Bohu es un ruido; la oscuridad es fuego; y el viento es el susurro del sutil silencio. 

20) El Tohu es un lugar donde no hay tonalidad ni forma, que no se puede integrar en la forma en absoluto. Ahora que se han esclarecido las cuatro Bejinot – Tohu, Bohu, oscuridad y viento – en lo general, se explican en lo particular. Se dice que no se puede percibir ni tonalidad ni forma en Tohu, ya que Tohu es Tzimtzum Alef. Bohu es el Masaj que fue establecido para un Zivug. Y cuando Tzimtzum Alef, surgió era un discernimiento primordial y aún no eran aparentes ni la tonalidad ni la forma. Por lo tanto, en Tohu que extiende del Tzimtzum Alef, allí tampoco existen tonalidad o forma, ya que este también es un discernimiento primordial.  

Una tonalidad es la diferencia entre los grados que surgen en las cuatro Bejinot de Aviut en el Masahj, JB TM. La forma es la forma del Din mismo, que aún estaba en la forma de materia prima y no estaba integrado en una forma, pues incluso la forma del Din que surgió de este después de que el Masaj fue establecido – el manantial  denominado Bohu -  incluso esa forma, no estaba incluida en la forma de Tohu primordial 

Ahora tiene una forma, y cuando se lo contempla, no tiene forma alguna. Sin embargo, no se puede decir que la forma del Din no era aparente en Tohu, pues ya se ha dicho que es sedimento que se convirtió en lo inmundo a través del golpe del fuego poderoso. Sin embargo, significa que no estaba sujeto a  contemplación o reconocimiento, pues por un momento, la forma de lo inmundo es visible y cuando se vuelve a contemplar la forma, ya no puede verse o descubrirse y cuando se mira su lugar ya ha desaparecido. Es debido a esto que dijimos que ahora tiene una forma y cuando se contempla ya no tiene forma. 

…Continuamos el Lunes, mañana veremos descripción de terminos. 

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias: AQUÍ.

Ultimas noticias