domingo, febrero 5, 2023
InicioOpiniónReglas de lectura del Zóhar

Reglas de lectura del Zóhar

Durante la lectura:  

El Zóhar es como una puerta a la verdadera realidad, que ahora está oculta para nuestros sentidos. Pero para lograr usar eficazmente la fuerza de revelación que se encuentra en su interior, debemos relacionarnos de forma correcta al estar dándole lectura. 

Regla No.1:   No busquen comprensión mental                                                                                                          

El Libro del Zóhar no es un estudio intelectual, no se requiere ningún conocimiento previo. Busquemos un cambio interno y entrenarnos para descubrir y sentir la realidad espiritual  

Regla No. 2:   Interpreten correctamente las palabras                                                                                    

El Libro del Zóhar contiene muchos términos y descripciones que no hablan de este mundo, sino únicamente sobre lo que ocurre en nuestro interior.                                          Vean el texto como un puente que conduce hacia nuestros deseos y atributos más profundos. 

Regla No. 3:   Busquen la Luz                                                                                                                                        A diferencia de nuestro mundo, en el mundo espiritual sólo opera la intención de amar y dar.    Se nos ha dado un medio especial y su función en unir los mundos opuestos. Debemos desear que la fuerza que está en Él, obre sobre nosotros, durante la lectura. 

Regla No. 4:  Todo depende del deseo                                                                                                                     

Todo el sistema requerido para el avance ya fue preparado de antemano para nosotros. Lo único que debemos dar de nuestra parte, es nuestro deseo de crecer. 

Regla No. 5:   La unión es la llave                                                                                                                          

El Libro del Zóhar fue escrito por un grupo de diez cabalistas, los cuales constituyeron un “Kli” (vasija) completa, un deseo unificado para revelar la Fuerza Superior de la realidad-El Creador. El Zóhar nació desde el amor, por eso su reaparición en nuestros tiempos, solo será posible a través del amor.  

Continúa texto Zóhar 

  1. Se ha dicho que la reunión de las aguas es un justo, Yesod de ZA, como está escrito: “Y a la reunión de las aguas llamó mares”. Este es el nombre de los Mojin de Jojmá, porque los torrentes, los arroyos y los ríos, que son todos las Bejinot de Mojin de Jojmá, todos son captados por Yesod. Debido a que él es la fuente de todos estos con su decisión, los reúne a todos y es por esto por lo que se le llama “mares”. Por esta razón está escrito: “Y vio Dios que era bueno”, pues Yesod corrige estos Mojin de Jojmá. Es por esto por lo que ahora el texto dice “que era bueno”.   

Sin embargo, si las palabras, “reunión de las aguas”, son interpretadas como Israel, Tiferet, que no ilumina en Mojin de Jojmá, denominados “días”, sino solamente con Jasadim cubiertas, entonces ¿por qué se le denomina “mares”, lo cual es Mojin de Jojmá? Asimismo, ¿por qué está escrito: “que era bueno”, lo cual se refiere a la vestimenta de Jojmá con Jasadim? Al fin y al cabo, todo esto no se revela desde Jazé de ZA hacia arriba porque la línea media que se encuentra allí es Tiferet, sino desde su Jazé hacia abajo, en donde la línea media es Yesod.  

  1. Debido a que él incluye todos los Mojin en SU interior, tanto Jojmá como Jasadim, él los dividió, pues no se dijo: “que era bueno” respecto a los Mojin entre el primer día y el tercer día, con los Mojin del segundo día. Esto es, comparados con la inmensa luz que surgió en el tercer día a través de Yesod, los Mojin anteriores en el segundo día son considerados menores, lo suficiente para que no sean dignos de decir “que era bueno”, acerca de ellos.  

De no ser por la gran ventaja de Yesod, los Mojin del segundo día no serían reconocidos como inferiores, ya que en el tercer día la tierra produjo frutos, es decir Nukva, a través del justo, Yesod, como está escrito: “Dios dijo, ‘Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla, árbol de fruto que dé fruto según su especie, que su semilla está sobre la tierra”. El árbol de fruto es el árbol del conocimiento del bien y el mal, Nukva de ZA. “Árbol de fruto”, se refiere al justo, el fundamento (Yesod) del mundo, Yesod de ZA, que hace todos los frutos y los imparte a la Nukva. Y debido a esa ventaja de Yesod, el segundo día es considerado tan inferior que no se dice acerca de este “que era bueno”.  

  1. “Árbol de fruto que dé fruto según su especie” significa que cada persona que tiene un espíritu de santidad, que es un fruto de ese árbol, de Nukva de ZA y Yesod inscribe en ellos un Reshimó según su especie. Esto es Yesod de ZA, un pacto sagrado, un pacto de paz. Así son aquellos que tienen fe, los que han sido merecedores de un espíritu de santidad de la Nukva. Son como los de su especie, que también son merecedores de los grados del pacto sagrado y del pacto de paz. Entran en su especie, aferrándose a ella y no se separan de ella.  

El significado de las palabras “Árbol de fruto que dé fruto según su especie”, es el justo, Yesod. Él engendra frutos – espíritus y almas de las personas. El árbol, Nukva de ZA, es fecundada con estos frutos que ella recibe de Yesod, que son los espíritus y las almas y hace surgir ese fruto según su especie, según la especie del árbol de fruto, que es Yesod, para que el que recibe el fruto sea como él. Es debido a esto que está escrito: “Árbol de fruto que de fruto según su especie”, ya que los espíritus provienen de Yesod, que los engendra y los entrega al árbol de fruto, la Nukva.   

La Nukva los entrega a las personas y ellas son similares al árbol de fruto, Yesod. Es debido a esto que él dice: “Que dé fruto según su especie”. La explicación sobre la diferencia, es decir que sean similares a Yesod o a Nukva, se explicará más adelante.  

  1. Bienaventurado es aquel que es similar a su padre y a su madre, que son ZON. Por lo tanto, el Reshimó de santidad, el corte del prepucio en el octavo día es para que él sea igual al mérito de su madre, Nukva de ZA. Y cuando el Reshimó de santidad es descubierto y revelado, es para sea igual que su padre ZA, pues a través de la Mitzvá de la circuncisión él es merecedor de recibir los Mojin de Nukva, y a través del descubrimiento, recibe los Mojin de ZA, por lo tanto, un árbol de fruto es Ima, Nukva de ZA. “Que da fruto”, es el pacto sagrado, Yesod de ZA, su padre. “Según su especie”, para que se parezca a su padre y quede su marca en él, recibiendo todas sus virtudes.  
  1. “Que su semilla está sobre la tierra”. Debería haber escrito: “su semilla está en él”, sin la Vav (en hebreo). Sin embargo, la semilla de Vav está en él, la semilla de ZA, que se llama Vav, está en él. Está escrito: “sobre la tierra”, ya que ZA entrega esa semilla a la tierra, la Nukva.  

Bienaventurado es Israel, que son santos y son similares a la santidad. Ellos reciben Mojin de ZON y son similares a ellos. Es debido a esto que está escrito: “Y Tu pueblo todos son justos”. Por supuesto que son todos justos, ya que sus almas provienen de los justos, Yesodot de ZON, por lo cual son similares a ellos. Bienaventurados son ellos en este mundo y en el mundo por venir.  

https://chat.whatsapp.com/H8Qsxh8sNeZ58plJv4ztQt
https://www.comunidadzohar.com/

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias: AQUÍ

Ultimas noticias