fbpx
Síguenos en:
.

Ahora y Aquí

¿QUIÉNES SON LOS PARÁSITOS EN “GISAENGCHUNG”?

De Rousseau (1754) a “Roma” (2019), pasando por “Los hijos de Sánchez” (1978)  

Publicado

en

Toda obra, en el formato que sea, que aborde el eterno tema de la desigualdad entre los hombres, será un éxito, pues se trata de un problema que la humanidad no ha podido resolver, aunque lo siguirá intentando, y una película como Parásitos (“Gisaengchung” en coreano) obliga a reflexionar y trae a nuestra mente el famoso “Discurso sobre el origen y los fundamentos de la desigualdad entre los hombres”, (Jean-Jacques Rousseau, 1754), un filosófico cuestionamiento de la desigualdad como ley natural.

Como ya todos sabemos es una película surcoreana de drama, suspenso y humor negro, de 2019, dirigida por Bong Joon-ho y cuatro personajes principales que integran una familia; Ki-taek, el padre; Yeon-kyo, la madre; Ki-woo, el hijo y Ki-jung, la hija. Todos censados como aptos para trabajar, pero no tienen empleo y viven en un sótano, cuya única ventana, al borde de la calle, da a los depósitos de basura, en un barrio popular. El hijo, Ki-woo, suple a un amigo como profesor de inglés, a domicilio, de la hija del millonario Mr. Park, que vive en una mansión que compró a un famoso arquitecto, que incluyó a Moon-gwang , como ama de llaves. Y la publicidad dice: “ambas familias, que tienen mucho en común pese a pertenecer a dos mundos totalmente opuestos, comienzan a tejer una interrelación que tendrá resultados imprevisibles”.

La película se merece los premios que ha ganado y los que gane en el futuro próximo. La temática da para eso y para más, y podrían haberla rodado en México, en Brasil, en España, o en Estados Unidos, con el mismo efecto, como pasó con “El callejón de los milagros” del escritor y premio nobel egipcio Naguib Mahfuz,que exitosamente se ambientó en México. Tiene muy buenos diálogos, como cuando Ki-taek, el padre, dice que en la vida es mejor no hacer planes, porque nunca salen las cosas como se pensó y así no se siente uno tan mal. Parodia a la situación que vive su país, con su vecino Corea del Norte, y se entiende que Moon.gwang es norcoreana. Además, nos hace pensar en el rápido desarrollo de Corea del Sur, gracias a su occidentalización y las desigualdades de la Revolución Tecnológica, como le ocurrió a Inglaterra con la Revolución Industrial, que tan bien recrea Charles Dickens.

Solo espero que no se popularice demasiado y que sus personajes no se hagan muy famosos, pues los padres empezarían a ponerle a sus hijos nombres “bonitos” en coreano (que significan algo que solo ellos entienden), pero que al pasar lista en la universidad desordenan la clase.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.