fbpx
viernes, febrero 26, 2021

Qué nos dejó Davos 2020

El célebre Foro Económico Mundial que se celebra anualmente en la ciudad de Davos, Suiza, cumple este año cinco décadas desde su primera convocatoria. Reúne a los principales líderes políticos, financieros, empresariales y de los medios de comunicación del mundo. Su fundador y presidente, Klaus Schwab, renovó en esta ocasión el manifiesto original del foro, consistente en el análisis y búsqueda de soluciones a los problemas más graves que enfrenta la economía de nuestro planeta, con una nueva consigna: construir un mundo más sostenible e inclusivo.

En esta cumbre se abordaron los desafíos clave del mundo contemporáneo, dividiéndolos en seis áreas de trabajo: impulsar el interés por la ecología y los retos del cambio climático; lograr una economía más inclusiva; crear un consenso global sobre el uso de las tecnologías desarrolladas por la cuarta revolución industrial; capacitar y mejorar los niveles de vida de mil millones de personas en la próxima década; desarrollar alternativas para resolver conflictos globales; y ayudar a las empresas en su reconversión para impulsar la cuarta revolución industrial.

Uno de los temas centrales que se analizaron en la reunión de este año fue la necesidad de apoyar a los gobiernos e instituciones internacionales a abordar nuevas estrategias frente el cambio climático en función de los pobres resultados que se han obtenido a pesar de los acuerdos y compromisos asumidos por más de 190 naciones en las diversas Convenciones Marco organizadas por la Organización de Naciones Unidas, incluida la más reciente celebrada en Madrid en diciembre del año pasado. “Nuestros esfuerzos para mantener el calentamiento global limitado a 1.5 grados centígrados en 2050, se están quedando peligrosamente cortos”, expresó Klaus Schwab, y añadió: “Con una encrucijada tan crítica tenemos la obligación de re-imaginar el propósito y los cuadros de mando tanto empresariales como gubernamentales”.

Otros temas torales que se analizaron fueron los también pobres resultados que se han alcanzado a nivel global con respecto a los compromisos asumidos por las naciones del mundo para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, y la necesidad de realizar debates en torno a las nuevas tecnologías y las estrategias de gobernanza empresarial.

En cuanto al calentamiento global, dos posiciones encontradas se enfrentaron en la reunión: Por un lado la sostenida por la canciller alemana Ángel Merkel, a la que se unen un gran número de voces conscientes de la situación de extrema gravedad que están representando el calentamiento global y la contaminación, quien afirmó que atender el tema del calentamiento global y sus consecuencias era una “cuestión de supervivencia del ser humano en el planeta Tierra”, y la posición expresada por el presidente estadounidense Donald Trump quien criticó abiertamente las argumentaciones de la canciller acusando a sus seguidores de ser “profetas de la fatalidad”, “alarmistas”, “radicales socialistas que buscan destruir nuestra economía y erradicar nuestra libertad”.
Trump utilizó el foro como parte de su campaña político-electoral para obtener un segundo periodo como presidente de Estados Unidos. Su mensaje ante el mundo se centró en hacer alardes de la grandeza de su administración y de la independencia energética alcanzada por esa nación destacando que el sueño americano continúa presente: “Estados Unidos ha recuperado su paso, ha redescubierto su espíritu y en el país se respira en estos momentos el aire más limpio de los últimos cuarenta años, este no es el tiempo para el pesimismo, sino para el optimismo”. Inconcebible que un ser humano, especialmente él, con la responsabilidad que tiene entre manos, sea capaz de mentir tan descaradamente.

Durante su intervención el presidente estadounidense anunció que la Unión Americana se unía a la iniciativa de plantar un billón de árboles en el planeta, a lo que la joven medioambientalista sueca, Greta Thumberg, con un gran grado de astucia, le respondió que plantar árboles es una buena iniciativa, pero que ni de lejos se acerca a las medidas que hay que tomar para salvar a nuestro planeta, y reiteró que a un año de haber advertido en el mismo foro que “el planeta Tierra estaba en llamas el incendio continúa y la inacción de todos lo está avivando”.

Desde el punto de vista económico, en este Foro se discutió con especial atención un tema que agobia al mundo: la desigualdad económica que ha encaminado a nuestras sociedades a ser cada día más polarizadas e injustas, justo en el momento en el que el mundo se mueve hacia la cuarta revolución industrial, dejando atrás a la tercera, que a principios de este siglo permitió el uso pleno de la electrónica y las tecnologías de la información para dar paso a la era de la digitalización que evoluciona hacia la fusión de tecnologías como robótica, nanotecnología, almacenamiento energético, inteligencia artificial, biotecnología, vehículos autónomos y otras más que sin duda nos están llevando a una transformación sustancial en nuestra forma de vida, de trabajo, de comunicarnos e inclusive de relacionarnos.

Se reflexionó también sobre los efectos negativos a que ha dado origen la globalización y de la urgente necesidad de generar políticas públicas que se sustenten en posiciones económicas sustentables que permitan el desarrollo de lo local por encima de lo internacional para que sirvan como ejemplo multiplicador entre comunidades.

Fue precisamente en un Foro Económico Mundial de Davos donde se habló por vez primera de crear un Tratado de Libre Comercio de América del Norte, en 1994 se hizo realidad, esperamos que las buenas intenciones con respecto al medio ambiente aterricen también en medidas concretas para poder vivir en un planeta que con orgullo podamos heredar a nuestros hijos y nietos.

[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

Recibe las últimas noticias en tu correo:

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado

Buenos días: ¡Vaya, salió el sol!

“Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no alumbre”, reza el dicho dando a entender: que todo como medida. Hace unos días festiné...

Transparencia y autonomía en la Universidad Veracruzana

Por: Jorge Manzo Denes La Universidad Veracruzana (UV) es una institución pública y autónoma. Como toda institución de educación superior (IES) con estas características, sus...

Cultiva en casa: trasladando la agricultura a la ciudad

Por: Josefina Sánchez Santamaría Jardines comestibles es un emprendimiento social inspirado en la agricultura urbana con el propósito de transmitir la importancia de la siembra,...