miércoles, diciembre 8, 2021
InicioOpiniónParaísos fiscales ¿Legal o corrupto?

Paraísos fiscales ¿Legal o corrupto?

Por Bárbara Galindo

¿Paraísos fiscales? No existe una única estrategia para realizarlas. Hay diversas formas de interpretar los paraísos fiscales desde el punto de vista legal, económico, financiero, en donde se desarrolla.

¿Corrupción? ¿Impunidad? ¿Ética profesional? Y lo principal… ¿Qué es un paraíso fiscal?

Fácil, para entender qué es un Paraíso Fiscal es el territorio donde se ofrece a las entidades la carga tributaria mínima o nula (el sueño que muchos podrían tener, ¿verdad?) aunado al anonimato de las operaciones financieras que se realizan a las autoridades fiscales extranjeras.

 Es un parteaguas en el momento que pensamos en Paraíso Fiscal. Por una parte, la positiva, en la cuestión de estrategia legal que está permitida legalmente tanto en México, así como en los países en donde se envían los activos y exista facturación entre empresas (desafortunadamente en diversos países la carga tributaria es excesiva, y se opta por tener una estrategia legal en un paraíso fiscal a beneficio de la sociedad), y por otra parte la negativa, al esconder los recursos que tenemos (prestándose a lavado de dinero, corrupción, terrorismo) y donde pagamos menos impuestos aún cuando en el país que radicamos la carga tributaria no impacta de manera negativa (evasión fiscal).

Si el origen de tus recursos tiene procedencia legal (acreditándolo), no se considera lavado de dinero, el problema viene, en México y en todo el mundo, cuando no podemos comprobar de dónde vienen los recursos que estamos transfiriendo hacia los paraísos fiscales, si lo realizamos por medio de prestanombres ahí es donde entramos en un delito, o si no declaramos esos ingresos es donde se puede complicar el panorama.

De aquí es la importancia de ser transparentes en nuestras operaciones con las entidades que nuestra empresa se relaciona. ¿Por qué realizas actividades en un Paraíso Fiscal? ¿Es desde el panorama positivo o negativo? ¿Cómo lo vas a justificar?

Pero sobre todo… ¿me vuelve corrupto tener operaciones en un Paraíso Fiscal? No, siempre y cuando las realices con fines legales.

Aquí es donde entran muchos dilemas como la ética profesional, la moral, corrupción, reputación de tu entidad.

En México, desafortunadamente la corrupción es de los principales problemas a lo que nos estamos enfrentando, por lo cual pensar en Paraíso Fiscal nos relaciona de manera directa con esta palabra.

Corrupción, a mi parecer, es desde que nosotros ciudadanos aceptamos darle “mordida” a un tránsito con tal de no pagar una multa, o cuando le pagamos al encargado de Recursos Humanos para que adelante nuestro trámite en la entidad, es decir, pagar por una actividad que moralmente no está bien para obtener un beneficio. Así como por otra parte la evasión fiscal, defraudación fiscal, desvío de recursos públicos, tráfico de influencias, nepotismo … la lista no tendrá fin.

Existen causas políticas, sociales y económicas por los cuales se realizan actos de corrupción, como la vulnerabilidad en el sistema democrático, desigualdad en el acceso a recursos, ausencia de transparencia, niveles de aceptación o rechazo.

Aquí viene la pregunta importante: ¿Qué pasará en nuestro país? ¿Cuánto porcentaje de la iniciativa privada decidirá realizar operaciones aplicando estrategias mediante Paraísos Fiscales a partir del próximo ejercicio fiscal (2022)? Será un tema sin duda, importantísimo.

Paraísos fiscales ¿Legal o corrupto?

¿Por qué lo menciono? Por el gran debate que es el Paquete Económico 2022. Donde, por una parte, políticos celebran que se apoye a los ciudadanos mediante programas asistencialistas, pero por otra, se rechaza el poco o nulo apoyo para la iniciativa privada en cuestión de estímulos fiscales, recorte de presupuesto, entre otros. ¿A qué costo tenemos los programas asistencialistas? ¿Quiénes serán los beneficiados y los afectados?

Unámonos como ciudadanos, desde la trinchera que representemos y levantemos la voz juntos por el México que merecemos.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Y también en Instagram: @ElDictamen

Más noticias AQUÍ.

Ultimas noticias

Contenido relacionado